viernes, 6 de abril de 2007

CIVIL WAR: DE QUE LADO ESTAS?

Hace varias décadas, algunos de los héroes más poderosos de la Tierra se reunieron en el país africano de Wakanda para decidir sobre un tema que, para algunos, pudiera ser trascendental para el futuro de los superhéroes.
Se trataba de encontrar un consenso común entre quienes, merced a sus poderes, cualidades físicas o conocimientos técnicos, habían decidido proteger a los humanos “normales” de las amenazas que pudieran amenazarlos.

En aquella reunión –la cual está situada en plena contienda entre las razas alienígenas Kree y Skrull- se encontraban Iron Man; Reed Richards –líder de los Cuatro Fantásticos-; el doctor Stephen Extraño; Charles Xavier, fundador de los X-Men; Black Bolt, cabeza visible del grupo de los Inhumanos; y el monarca de las profundidades, Namor. El anfitrión, como no podía ser de otra manera, era T´Challa, también conocido como Pantera Negra, soberano del reino de Wakanda.

De todos los asistentes, quien defendió con más interés la propuesta de crear una “delegación de héroes” o “una fuerza policial definitiva del planeta” –compuesta por superhéroes- fue Tony Stark, alter ego humano de Iron Man.
El razonamiento de Stark se sostenía en que, si no se controlaban de alguna manera las actividades súper heroicas, antes o después, alguno de dichos héroes y/ o grupo de héroes, cometería un terrible error y aquello traería terribles consecuencias.
En los años sucesivos, Stark continuó apoyando dicha propuesta, aunque los miembros originales de aquella reunión cada vez estuvieron más en desacuerdo.

Tras aquella reunión –narrada en The Avengers Illuminaty- la idea de controlar a los héroes del universo Marvel apareció, de nuevo, en  Uncanny X-Men 141 y 142, en una historia alternativa titulada Días de un futuro pasado.
En ella, el patriarca mutante, Chris Claremont, nos mostraba un futuro alternativo donde los mutantes estaban controlados por la llamada “Acta de control mutante” y terminaban recluidos en campos de concentración. Su promotor, el senador Kelly, estuvo al frente de la campaña anti-mutante secundado por los temibles Centinelas. Cuarenta números después, y en la misma colección, se hace mención al “Acta de registro mutante”, la cual también aparece en la primera versión cinematográfica de los X-Men, apoyada por el mismo actor político.
En el crossover de la misma editorial, Actos de Venganza, se llegó a plantear la primera de las Actas de Registro Súper humano (Superhuman Registration Act) En aquel momento, los Cuatro Fantásticos, con Reed Richards a la cabeza persuadirán al Congreso de los Estados Unidos para que no dé luz verde a la propuesta.

Lejos de universo Marvel y en la novela gráfica Watchmen, Alan Moore planteó en los años ochenta la premisa ¿Quién vigila a los vigilantes?  En ella, el genial escritor ponía sobre la mesa el verdadero problema que en el fondo planteaban todas estas iniciativas.

Sea como fuere, los peores temores de Stark se hicieron realidad en julio del pasado año 2.006 (fecha de salida de la colección original en los EEUU)
Todo sucedió muy deprisa, en medio de un reality show protagonizado por los New Warriors. Cuatro de sus integrantes, Speedball, Namorita, Microbe y Night Thrasher, estaban a punto de detener a un grupo de villanos compuesto por Cobalt Man, Speedfreek, Coldheart y Nitro, “en vivo y en directo”. Al principio todo fue bien y los índices de audiencia se dispararon. El problema vino cuando Namorita logró detener a Nitro, justo delante de un colegio. Lejos de rendirse, Nitro desplegó todo el poder destructivo que era capaz de generar, matando a la heroína, Microbe, y a Night Thrasher, además de a 600 niños del mencionado colegio.         

Mientras tanto, Tony Stark y Peter Parker se encontraban en Washington tratando de evitar que se aprobara una nueva Acta de Registro Súper humano con las siglas S.H.R.A 6, U.S.C/ S 558
Las consecuencias del suceso fueron inmediatas y si, hasta entonces, había alguna duda sobre la conveniencia o no de dictar dicha ley, desaparecieron tras las imágenes de las víctimas del colegio de Stamford.

La administración, condicionada por los sucesos del once de septiembre del 2.001 y por la firma el Acta patriótica Americana -consecuencia directa de dichos sucesos-, decidió que todo superhéroe debería abandonar su identidad secreta y darse a conocer. Los que quisieran seguir tomando parte activa en la defensa de su país pasarían a formar parte de S.H.I.E.L.D, mientras que para el resto había llegado la hora de colgar el uniforme.

Como era de esperar, no todos los héroes vieron la medida de la misma manera. Stark, Reed Richards y su grupo, el doctor Hank Pynn y Jennifer Walters –She Hulk- se posicionaron a favor de la propuesta, mientras que el Capitán América, el Halcón, Luke Cage o Danny Rand se mostraron en contra. Steve Rogers acusó a Stark y a la administración de atentar contra las libertades civiles de los ciudadanos, razón por la cual no dudará en enfrentarse contra sus antiguos compañeros.
Stark, principal valedor de la S.H.R.A defenderá su opción, recurriendo a que nadie está por encima de la ley y que también fue necesaria otra contienda civil, la cual asoló los Estados Unidos durante el mandato del presidente Lincoln, para devolver la cordura al país.

Lo que ocurre es que dichos argumentos, ni convencen del todo a Peter Parker, testigo de esas palabras, ni a muchos de los lectores. Lo único que queda por decir es ¿De qué lado estás?

Civil War, serie de siete números, está escrita por Mark Millar mientras que el dibujo descansa en el talento del canadiense Steve McNiven.
Además de dicha serie, los sucesos tienen repercusión en otras series limitadas como Civil War: Front Line y en el resto de las principales colecciones de la editorial, tales como Spider-man; The New Avengers; Fantastic Force; The incredible Hulk; X-Men; X-Factor; Wolverine; Young Avengers; Runaways; Thunderbolts; She-Hulk; o Black Panther, lo cual indica la tremenda importancia de la contienda dentro del universo de Marvel Comics.

El desarrollo y las consecuencias de todo –al igual que otros sucesos anteriores, tales como Dinastía de M o Vengadores desunidos- en las páginas de los cómics Marvel, comercializados en España por Panini.

Agradezco a la Panini Comics las facilidades dadas para la redacción de esta reseña así como las imágenes de las portadas.

All Marvel characters and the distinctive likeness(es) thereof are Trademarks & Copyright © 2010 Marvel Characters, Inc. ALL RIGHTS RESERVED

1 comentario:

  1. Es curioso como esta guerra ficticia tiene consecuencias parecidas a las autenticas; lo digo por lo de tomar partido pues si te posicionas en contra del control de superheroes deberas enfrentarte a Toni Stark. Y para un fan de los Vengadores, que hasta tiene un carnet de miembro, representa enfadarte con alguien a quien has aprendido a ver luchando en tu bando, alguien con quien viviste momentos buenos y malos, lo viste mejorar su armadura y superar su problema de alcoholismo, y ahora lo tienes enfrente diciendote algo que suena a nazi. Es muy triste; y puede serlo mas pues de aqui a que termine ¿cuantos mas caeran, cuantos a quien apreciabas tendras que ver caer en un profundo error ?
    En lo poco que he leido el siempre locuaz e inteligente reed Richard jamas me parecio tan bobo sosteniendo teorias que ni a el convencen. El mas cuerdo parece Tchala cuando se desentiende del asunto y los echa de su pais como el agua sucia.
    No se cuando terminara, ni como acabara, o cual sera el resultado de todo esto. pero de cualquier forma añoraremos los buenos viejos tiempos en los que solo tenias que tener un poder, un apodo, un traje y un noble ideal. El resto venia solo.

    ResponderEliminar