sábado, 29 de septiembre de 2007

DAREDEVIL & CAPITAN AMERICA:DOBLE MUERTE

Guión de Tito Faraci, según una idea original de Marco Marcello Lupoi
Dibujo de Claudio Villa
Color de Fabio D´Auria
Álbum en tapa dura y formato europeo de 48 páginas a color.
Panini Comics


Steve Rogers y Matt Murdock cruzaron sus caminos gráficos, por primera vez, hace ya casi cuatro décadas. En aquella ocasión, el Capitán América y Daredevil se encontraron en el DD# 43 (agosto 1.968) con guión de Stan Lee y el dibujo del “decano” Gene Colan.
In combat with Captain America, título de aquel memorable número –el cual contó con la portada de Jack Kirby y Joe Sinnott- nos mostraba el enfrentamiento entre dos de los personajes que mejor simbolizan la lucha por la verdad y la justicia dentro del universo de Marvel Comics.

Bien es cierto que Rogers es un soldado, con las motivaciones propias del estamento castrense y Murdock es un abogado que defiende la objetividad de una justicia que no siempre es tan ciega como debiera. Ambos representan lo que un día pudo ser el llamado “sueño americano” sepultado, en la actualidad, bajo las sucesivas administraciones conservadoras y una doble moral que ningún bien ha aportado a los ciudadanos de los Estados Unidos de América y, por ende, del resto del globo.

Tras aquel primer encuentro, motivado en cierta forma porque Gene Colan era también, en aquel momento, el dibujante de la serie regular del Capitán América, los dos personajes se han cruzado en muchas ocasiones, normalmente, en momento extremos en la vida de Matt Murdock, caso de la saga Born Again o durante la etapa en la que la identidad secreta del personaje estaba en boca de todos (DD# 65 volumen 2).

Ahora, de la mano de los renombrados autores italianos Tito Faraci y Claudio Villa nos llega Daredevil & Capitán América: Doble muerte.
En esta ocasión, los personajes deberán ir a la caza de captura de un siniestro personaje conocido por los aficionados más veteranos como Rondador de la muerte –aunque en esta versión se ha traducido como Segador de la muerte-.
Dicho personaje debutó en la colección del cuernecitos -nombre por el que también se conoce a Matt Murdock- en el DD# 113 (septiembre 1.974) compartiendo cartel con otro de los villanos recurrentes de la serie, el Gladiador. Sus creadores fueron el guionista Steve Gerber y el dibujante Bob Brown, responsable de darle el aspecto amenazador y esquivo al personaje.

Esta primera aparición duró hasta la entrega 115 y, durante esos números, pudimos saber que, además de un tremendo odio hacia Daredevil, el personaje contaba, entre su arsenal, con unos letales guantes capaces de acabar con cualquier adversario, por bien dispuesto que éste estuviera. Tras su aparente muerte, el Rondador de la muerte regresó a la colección en tres ocasiones más, hasta caer en manos del guionista Roger McKenzie, durante los números de la serie DD# 155-158.
McKenzie potenció la vena sociópata del personaje, en especial en las dos últimas entregas, dibujadas por Gene Colan y Frank Miller, respectivamente.

Puede que para la historia de los cómics, el DD# 158 sea considerado como uno de los más trascendentales dentro de la colección de Daredevil, no por lo que se contaba en él sino, porque supuso el debut de Frank Miller en una colección que luego no volvería a ser la misma cuando el dibujante y escritor se hiciera cargo de ella, de manera completa.

Aún así, el número contiene momentos memorables, en especial el enfrentamiento final entre Daredevil y un demente Rondador de la muerte, el cual es presa de su propia locura asesina. Además, en ese número, y según un desarrollo de Marv Wolfman –quien ya escribió el guión del DD# 128, en donde también apareció el villano- conocemos el origen del Rondador de la muerte. Éste es, en realidad, Philip Wallace Sterling, conocido como el Exterminador, y cuyo debut se produjo en el DD# 39 (junio de 1.968).
En aquella ocasión, el Exterminador, ayudado por los Ani-hombres –villanos disfrazados de animales- de enfrentarán a Daredevil, lucha que causará la muerte, entre otros del propio Exterminador y del hermano gemelo de Matt Murdock, Mike Murdock, en el DD# 41.

Está claro que el Exterminador no murió, sino que quedó atrapado en un plano de la realidad paralela a la nuestra. Allí, tras una larga espera, logró hacerse con una guantes creados por I.M.A –organización criminal que comenzó como rama científica de la organización terrorista Hydra, que debutó en Strange tales: Nick Fury agent of SHIELD# 146 (julio 1.966)- y gracias a ellos, abandonar la realidad en la que vivía para regresar a la que debía ser su auténtica realidad.
Suena a paradoja, pero la propia complejidad del villano le ayudó a conservar un halo de misterio que lo hizo popular entre los lectores de la colección de Daredevil.
Su defunción, atravesado por una lápida mortuoria, en el DD# 158, ponía punto y final a una carrera corta, pero intensa, sobre todo por el comentado carisma del personaje.

El recuerdo de Wallace Sterling regresó a la colección del cuernecitos de la mano del escritor de ciencia ficción Harlan Ellison y Arthur Byron Cover, en el DD# 208, The deadliest night of my life, con dibujo de David Mazzuchchelli y publicado en 1.984. En esa ocasión será la madre de Philip Wallace, Elisabeth Daves Sterling quien someta al cuernecitos a una “noche de pesadilla” atrapado en una casa victoriana plagada de trampas, similares a las que aparecían en la serie televisiva de The Avengers.

Ahora, Tito Faraci, guionista conocido por sus trabajos en el universo gráfico de Walt Disney, se une al dibujante Claudio Villa, responsable de los lápices en las colecciones de la línea Bonelli, en especial Tex, para traer de vuelta a Rondador de la muerte y enfrentarlo con Daredevil y el Capitán América.
 A Faraci se le atribuye, además, sus colaboraciones con el legendario dibujante Giorgo Cavazzano, además de por ser responsables de la primera novela gráfica europea dedicada a Spiderman –L´uomo ragno il segreto del vetro- publicada en el año 2.004.

Hay que comentar que el proyecto de la novela gráfica de Daredevil y el Capitán América parte de una idea original de Marco Marcello Lupoi, director editorial europeo de Panini Comics.

Todo comienza cuando, en la ciudad de Nueva York, están sucediendo una serie de extrañas muertes y desapariciones. Nadie sabe quién es el responsable, pero Daredevil busca respuestas y no está dispuesto a detenerse hasta que las obtenga.
Mientras tanto, Nick Furia interrumpe una sesión de entrenamiento de Steve Rogers, dado que un viejo enemigo ha regresado al tablero de juegos. Se trata del desaparecido Rondador de la muerte, el cual debería estar muerto, pero no lo está.

Además, la aparición del villano trae aparejado un problema mayor que se suma a sus instintos asesinos; de morir en nuestra realidad, todo el continuum temporal podría verse alterado, según palabras del coronel Furia. Es interesante comentar que esta versión del coronel a cargo de SHIELD guarda cierto parecido con el veterano actor Henry Fonda en sus últimas apariciones cinematográficas.

Con tal perspectiva, Rogers sale a la búsqueda del villano mientras el Rondador está reuniendo a sus nuevas víctimas en un cementerio, en clara referencia al ya comentado DD# 158.
En esos momentos, Matt Murdock, a instancias de la policía, acude a encontrarse con una mujer que ha sobrevivido al encuentro con el villano. Ésta le dice que el responsable de todo es el Rondador y que tiene a su hijo. Murdock no da crédito a lo que oye, pero sale de la comisaría dispuesto a encontrar al responsable de toda aquella pesadilla.

Daredevil termina encontrando a su presa en el mismo escenario en el que se vieron por última vez, comenzando un enfrentamiento que lo hará caer en la trampa que le tiene preparada el villano. El Rondador de la muerte rociará los ojos de Murdock con una sustancia, dándole la oportunidad de “ver” un mundo de pesadilla. La reacción del héroe será arremeter contra el villano, estando a punto de matarlo, de no ser por la intervención de Rogers.

Como es lógico, y en medio del delirio en el que se encuentra, Murdock enfocará, entonces, toda su rabia contra la figura del Capitán América, en claro homenaje a su primer encuentro, dado que, en aquella primera ocasión, Daredevil estaba contagiado por una sustancia radioactiva, la cual, también, le hizo perder la razón.

Por fortuna, Rogers es un veterano de mil y una contiendas y sabrá cómo solucionar el problema antes de que pase “a mayores”.
Al final, los dos héroes unirán sus esfuerzos para terminar con la amenaza que supone el regreso del villano y conservar la integridad de nuestra realidad.

Daredevil & Capitán América: Doble muerte es una obra que reúne buena parte de las características más definitorias de los personajes que dan nombre a la obra. Faraci demuestra sus conocimientos del universo Marvel, tratando de presentar a cada uno de los protagonistas de una manera clara, pero sin olvidar el bagaje de cada uno de ellos –en especial cuando se trata del Rondador de la muerte-.
Bien es cierto que, durante la narración se dan por supuestos algunos sucesos que, de no ser un buen conocedor de la colección de Daredevil, pudieran pasar desapercibidos para un lector más novel, como es el caso de la referencia a la mencionada madre del Wallace Sterling, por ejemplo. Sin embargo, no conocer estos detalles, tan del agrado del aficionado, no dificulta el placer de la lectura de esta novela gráfica.

Villa, por su parte, realiza un esmerado y espectacular trabajo, gracias al gran formato en el que está realizada la obra, tratando de ser fiel a la imagen que se tiene de los personajes, pero deteniéndose en detalles como los rostros de  cada uno de ellos, en especial, el del villano. Su Daredevil luce elegante y decidido, a la vez que la imagen que aporta de Steve Rogers se sitúa en una línea muy similar a la dibujada por John Cassaday o Brian Hitch.
Su versión del soldado es recia y ciertamente solemne, tal y como se corresponde con el símbolo viviente que es el personaje. Lo mejor es comprobar cómo el dibujante intercala páginas llenas de dinamismo y espectacularidad con otras donde lo importante son las motivaciones de cada uno de los personajes, algo que se logra con los primeros planos de los rostros de cada uno de ellos. En el caso del Rondador de la muerte, Villa busca humanizar al personaje frente a su marcado carácter grotesco, dando paso al hombre que se esconde tras la capa y el sombrero y sus letales guantes, los cuales actúan como una especie de uniforme.

A todo ello ayuda el color de Fabio D´Auria, el cual potencia los colores ocres y sepias para darle el mencionado halo de misterio que tan buenos resultados le ha dado a los responsables de sus historias gráficas.
D´Auria también realiza un muy buen trabajo cuando dota de color a Daredevil, potenciando el carmesí de su indumentaria, y al Capitán América, sobre todo en lo que se refiere a la diferenciación de los distintos detalles que adornan el traje del súper soldado y su emblemático escudo.

En cuanto a las pesadillas que sufre el cuernecitos a causa del veneno que esparce el Rondador de la muerte en su rostro, el colorista las trata con una paleta de colores muy similares a las utilizadas por Arthur Suydam y Sean Philips en Marvel Zombies, distorsionando las figuras y coloreándolas con colores primarios, muy llamativos.

Daredevil & Capitán América: Doble muerte es un ejercicio de estilo gráfico a la vez que una versión europea de dos personajes acostumbrados a otro tipo de formato. No sólo importa lo que se cuenta, sino cómo se cuenta, apartado que cuida especialmente el dibujante Claudio Villa.
Queda claro que ambos implicados, además del inductor de la idea, Marco Marcello Lupoi, tratan a los personajes con un tremendo respeto dada su larga trayectoria dentro del universo Marvel y su importancia dentro del mundo gráfico en general.
No es menos cierto que propuestas como éstas demuestran que hay nuevas maneras de presentar el mundo súper heroico de los grandes iconos de Marvel Comics o DC Comics, tal y como ya han presentado artistas como Kia Asamiya con sus versiones de los Uncanny X-Men o Batman.

Obra tremendamente atractiva de ver y de disfrutar, tanto para los aficionados a los dos personajes como para aquellos que los conozcan por primera vez.

domingo, 23 de septiembre de 2007

LA PELICULA 300 LLEGA AL MERCADO EN DVD

Cuando Frank Miller se sentó a dibujar la serie limitada de 300, en su cabeza todavía permanecían vivas las imágenes de la película The 300 spartans, dirigida por Rudolph Mate en 1961. Dicha producción impactó terriblemente a un joven Miller, el cual guardó aquella historia de épica y valentía en un rincón de su mente a la espera de poder dar su visión cuando tuviera la oportunidad.

La oportunidad le llegó, siendo ya un reconocido dibujante y guionista gráfico, a finales de los años noventa, para la editorial Dark Horse. Cierto es que Miller comenzó su labor de documentación años antes, queriendo ser lo más preciso posible sobre los sucesos acaecidos en la batalla de la Termópilas, pero sin perder el recuerdo de la épica que desprendía la película de Mate.

De ahí que, durante dicho periódico de estudio y recopilación de datos, algunos sucesos históricos quedaran eclipsados por otros elementos que resaltaban el carácter indómito de Leónidas y sus hombres.
Tras el éxito cosechado por la serie limitada, publicada entre los meses de mayo y septiembre de 1.998, y su posterior recopilación en formato apaisado -mucho más idónea para resaltar el trabajo casi pictórico de Miller y Lynn Varley- era sólo cuestión de tiempo y de la disponibilidad de medios técnicos que la obra de Miller se convirtiera en una película, regresando a las mismas pantallas en las que Miller disfrutara viendo The 300 Spartans.                                             
                                             
Al final y de la mano de Warner Bros Pictures, 300 se convirtió en una película de acción real, según un guión de Kurt Johnstand y Michael B. Gordon, quienes tomaron como punto de partida, la novela gráfica de Miller y Varley. Miller figura, también, como productor ejecutivo de la cinta, además de ser considerado por el propio director, Zack Snyder, un consultor de excepción para lograr que el espíritu de la obra gráfica no se desvirtuara lo más mínimo al llegar a la pantalla.

Tras una larga producción, tanto en el apartado del casting –cuyos integrantes debieron soportar un intenso y agotador periodo de entrenamiento- como en la parte técnica, queriendo reproducir con la mayor fidelidad posible no sólo las viñetas de Miller sino el cromatismo logrado por Lynn Varley en toda la obra, 300 fue presentada en el festival de cine de Berlín del presente año 2.007, para luego ser estrenada en todo el mundo a partir del mes de marzo.

Son muchos los calificativos que se le pueden adjudicar a una producción como 300, pero, sin duda, la de aventura épica y espectacular resume muy bien el espíritu que el director Zack Snyder logró teñir a toda la narración.

Aún así, y como muy bien comenta el Doctor Víctor Davis Hanson en la introducción del libro 300 El libro de la película (publicado en España por Norma Editorial)

Los más puristas deben recordar que 300 busca llevar un cómic a la pantalla, no a Herodoto. Así a pesar de la necesidad de seguir las convenciones de la trama y los dibujos de Frank Miller –cada fragmento es tan oficial como los protocolos del teatro clásico ateniense o el Kabuki japonés-, la historia principal del nuestros historiadores clásicos griegos sigue allí.

Si los críticos creen que 300 reduce y simplifica el sentido de las Termópilas a “libertad contra tiranía” tendrían que releer atentamente las versiones antiguas y entonces culpar a Herodoto, Plutarco y Diodoro, quien hace mucho tiempo se jactaba de que la libertad griega estaba enfrentada a la autocracia persa; hombres libres de un rango superior muriendo por su libertad contra enemigos esclavizados a quienes azotaban para que esclavizaran a más gente.

No entraré en estériles valoraciones, surgidas tras el estreno de la película, las cuales trataban de buscar un enfrentamiento entre culturas que en ningún momento estaba presente en la mente de Miller cuando dibujó su obra. Para el autor gráfico, al igual que para el resto del equipo responsable de la película, su interés era resaltar la valentía y el sacrificio de un grupo de hombres que se posicionaron frente a un enemigo muy superior, queriendo defender su modo de vida y aquello en lo que creían
                                             
Quien mejor ha descrito la realidad que se esconde tras la gesta de Leónidas y sus hombres, saltando por encima de quienes sólo creen en crear conflictos artificiales, ha sido el escritor, periodista y académico Arturo Pérez Reverte en su blog particular, coincidiendo con el estreno de la película en los cines

A ver si lo resumo bien: eran de los nuestros. Y claro que eran héroes. Da igual que los historiadores magnificaran sus hazañas, o que los enemigos fuesen de una u otra manera. Lo indiscutible es que, con su sacrificio, salvaron una idea de sociedad y del mundo, opuesta a cualquier poder ajeno a la solidaridad o la razón. Al morir de pie, espada en mano, hicieron posible que, aún después de incendiada Atenas, en Salamina, Platea y Micala sobreviviera Grecia, sus instituciones, sus filósofos, sus ideas y la palabra democracia.

Con el tiempo, Leónidas y los suyos hicieron posible Europa, la Enciclopedia, la Revolución Francesa, los parlamentos occidentales, que mi hija salga a la calle sin velo y sin que le amputen el clítoris, que yo pueda escribir sin que me encarcelen o quemen, que ningún rey, sátrapa, tirano, imán dictador, obispo o papa decida –al menos en teoría, que ya es algo- qué debo hacer con mi pensamiento y con mi vida.

Por eso opino que, en ese aspecto, aquellos trescientos hombres nos hicieron libres. Eran de los nuestros.

Al final, la película se ha convertido en uno de los grandes sucesos mediáticos del presente año, demostrando la validez tanto de la novela gráfica de Miller y Varley como el trabajo del director Zack Snyder y del resto del equipo que logró reproducir, en la gran pantalla, la epopeya de aquellos trescientos espartanos que lucharon para otorgarnos un mundo mucho más igualitario y libre de cierto grado de tiranía.

No es de extrañar que Warner Bros haya decidido presentar la versión en DVD de una película tan celebrada como lo es 300 en una amplia variedad de opciones, pensadas para satisfacer al público más exigente.

En total, la versión en DVD se ofrece en cuatro versiones distintas, más una quinta que sólo se puede encontrar en los establecimientos de la cadena Fnac que se están distribuidos a lo largo de la geografía española –y en su versión digital-.

Los extras que acompañan a la versión en DVD de la película se podrían dividir en los siguientes dos grupos: aquellos relacionados con la producción y el rodaje de la película en si misma, y aquellos que tienen que ver con las fuentes históricas de la batalla de las Termópilas, la figura del rey Leónidas y sus trescientos soldados. En este apartado se podría incluir el trabajo de Frank Miller, antes y durante el proceso de gestación de una obra gráfica como 300.

Los extras relacionados con la preproducción de la película, así como el complejo rodaje de toda la acción en estudios, incluyen los clásicos “making-off” con intervenciones de todos los implicados, pero, además, se detallan aspectos de cada uno de los apartados de una producción como ésta, aportando muchos detalles interesantes que, normalmente, no suelen añadirse en este tipo de propuestas.

Los documentales Los 300 espartanos,  ¿Realidad o ficción? Y ¿Quiénes eran los espartanos?, lejos del academicismo que suele rodear este tipo de programas, discurren de una manera muy amena, dando datos claros y precisos sobre la realidad histórica que se cuenta en la novela gráfica y en la película. Las personas que aparecen en dichos programas se apoyan en las imágenes de la película para añadir los distintos elementos que conformaron la epopeya de Leónidas y sus hombres.

Aparte de todo, se ofrece la posibilidad de contar con un audio-comentario del director Zack Snyder, el guionista Kurt Johnstad y el director de fotografía Alarru Fong, y con varias secuencias eliminadas del metraje final, las cuales cuentan con un comentario previo del director.

Además de lo ya comentado, se ha creado un juego con motivo del lanzamiento del DVD de 300, el cual se puede consultar en la siguiente dirección: http://66.77.127.8/300/es/spartagame/spartangame.php?action
Con 300 la épica cinematográfica, tan de moda en los años cincuenta y sesenta, ha regresado a las pantallas después de que la novela gráfica revolucionara el mercado gráfico mundial tanto en su país original como en España.

Ahora, gracias a Warner Bros Entertainment Inc, se nos ofrece la posibilidad de disfrutar con una película como 300 llena de momentos inolvidables, tal cual los dibujara Frank Miller hace ya una década.

300
Warner Bros Pictures 2.006
Director: Zack Snyder
Guión: Zack Snyder, Kurt Johnstad y Michael B. Gordon
Basada en la novela gráfica de Frank Miller y Lynn Varley, publicada por Dark Horse Comics
Reparto: Gerard Butler, Lena Headey, David Wenham, Dominic West y Rodrigo Santoro.
 
Website: www.300-es.com
Trailer: http://wwws.warnerbros.es/300/videoPlay.html?id=trailer2
Contenidos de los extras en las distintas presentaciones del DVD de 300:

300, versión de un 1 disco
COMENTARIO DEL DIRECTOR ZACK SNYDER, EL GUIONISTA KURT JOHNSTAD Y EL DIRECTOR DE FOTOGRAFÍ ALARRU FONG
Audio: Castellano, Inglés (5.1 Dolby Digital)
Subtítulos: Castellano, Inglés, Holandés, Portugués, Sueco, Noruego, Finlandés, Danés.
Codificado para sordos: Inglés.


300, versión Especial de dos 2 discos
COMENTARIO DEL DIRECTOR ZACK SNYDER, EL GUIONISTA KURT JOHNSTAD Y EL DIRECTOR DE FOTOGRAFÍ ALARRU FONG
Audio: Castellano, Inglés (5.1 Dolby Digital)
Subtítulos: Castellano, Inglés, Holandés, Portugués, Sueco, Noruego, Finlandés, Danés.
Codificado para sordos: Inglés.

300 con Estuche Metálico
ESCENAS ADICIONALES e imágenes nunca vistas de los guerreros gigantes
FRANK MILLER: su visión de la historia llevada a cabo en la película
LOS 300 ESPARTANOS ¿REALIDAD O FICCIÓN?: La sorprendente historia de los espartanos
¿QUIÉNES ERAN LOS ESPARTANOS?: Descubre cómo los actores construyeron sus personajes basándose en las costumbres de los espartanos.
VIDEO VIÑETAS: visita al rodaje con el reparto artístico y técnico.
COMENTARIO del Director Zack Snyder, el guionista Kurt Johnstad y el Director de Fotografía Larry Fong
Audio: Castellano, Inglés (5.1 Dolby Digital)
Subtítulos: Castellano, Inglés, Holandés, Portugués, Sueco, Noruego, Finlandés, Danés.
Codificado para sordos: Inglés.

300 con Estuche Metálico y libro “El arte de la película 300” (sólo con esta versión)ESCENAS ADICIONALES e imágenes nunca vistas de los guerreros gigantes
FRANK MILLER: su visión de la historia llevada a cabo en la película
LOS 300 ESPARTANOS ¿REALIDAD O FICCIÓN?: La sorprendente historia de los espartanos
¿QUIÉNES ERAN LOS ESPARTANOS?: Descubre cómo los actores construyeron sus personajes basándose en las costumbres de los espartanos.
VIDEO VIÑETAS: visita al rodaje con el reparto artístico y técnico.
COMENTARIO del Director Zack Snyder, el guionista Kurt Johnstad y el Director de Fotografía Larry Fong
Audio: Castellano, Inglés (5.1 Dolby Digital)
Subtítulos: Castellano, Inglés, Holandés, Portugués, Sueco, Noruego, Finlandés, Danés.
Codificado para sordos: Inglés.

Derechos de las imágenes de la novela gráfica 300:
300 is copyright © 1.998 Frank Miller, inc. 300 and 300 logo are trademarks of Frank Miller, and © 1.998 Dark Horse Comics, Inc. All rights reserved.
Derechos del cartel de la película 300: © 2007 Warner Bros. Pictures. All rights reserved
Derechos de las imágenes de las distintas presentaciones del DVD de la película 300: © 2.007 Warner Bros Entertaiment, Inc. All rights reserved

martes, 11 de septiembre de 2007

EL INFORME DEL 11-S

Una novela gráfica de Sid Jacobson y Ernie Colón
Tomo de 128 páginas en tapa dura con sobrecubierta.
Panini Comics


Se cumplen seis años del brutal atentando perpetrado sobre las Torres Gemelas de la ciudad de Nueva York y el Pentágono, y el mundo no es un lugar mejor. Los intentos de la actual administración norteamericana –apoyada por diversos países del globo- en su lucha contra la amenaza terrorista se han topado con bastantes más fracasos que victorias, algo que se ejemplifica muy bien en la actual contienda de Iraq.

Seis años después, los principales responsables del ataque al corazón del poder económico norteamericano –el WTC neoyorquino- y el emblemático edificio del Pentágono –símbolo del poder militar- continúan en libertad y amenazando la estabilidad de nuestra sociedad.

Además, cada son más la voces que se alzan en contra de las actitudes tomadas después del atentado, tanto en relación a las contiendas desatadas tras el ataque -en especial la que se libra en Iraq- como contra el maltrato que sufren los supuestos integrantes de Al Qaeda y otros grupos terroristas, y cuyo mayor ejemplo es el recinto habilitado en la base cubana de Guantánamo.

Para añadir más leña al fuego, el trabajo de los expertos encargados por la administración americana para evaluar el comportamiento de las autoridades, antes y después del11/S, tampoco dejan en muy buen lugar a los últimos gabinetes presidenciales en su lucha contra la amenaza terrorista.
                  
Éste es el caso del informe elaborado por una comisión presidida por Thomas H. Kean y Lee H Hamilton sobre las causas, razones y derivaciones posteriores de un atentado como el del 11 de septiembre del año 2.001. 

Dicho informe, presentado a la opinión pública en 22 de julio del 2.004, ha sido posteriormente adaptado como una novela gráfica, algo realmente novedoso, dado el contenido del mismo.

Lo primero que es relevante, en un momento en el que muchos medios de comunicación norteamericanos continúan sometidos a una “velada censura” sobre los acontecimientos que se desarrollan en la contienda de Iraq, es el su propósito inicial.

El objetivo de la comisión nacional de investigación era narrar los acontecimientos acaecidos el 11-S de una forma accesible e inteligible. Albergábamos la firme convicción de que uno de los sucesos más relevantes y trágicos de la historia debía hallarse al alcance de todos.

Nos complace afirmar que los responsables de esta adaptación logran transmitir buena parte de la información contenida en el citado informe.
Los autores han logrado respetar la fidelidad de las conclusiones, así como el espíritu y el tono general del informe.

                 
La novela gráfica de Jacobsen y Colón está dividida en trece capítulos en donde se realiza un recorrido por los sucesos de aquel día, sus causas y sus consecuencias. Hay que admitir que el lenguaje utilizado puede ser, en algunas ocasiones, un tanto completo, dada la cantidad de datos, siglas, organismos y personajes que se nombran.

Está claro que no nos encontramos ante una novela gráfica común -protagonizada por superhéroes o narrando una historia cotidiana- sino ante una adaptación gráfica de un minucioso informe sobre un suceso como el del 11/S. Aún así considero que el tono general de la obra es asequible para todo aquel que quiera entender, una manera razonada las causas del atentado contra las torres gemelas.

Como ya he dicho, son muchos los datos aportados por la comisión, la cual ha estado sujeta a muchas críticas –sobre todo por los responsables de la administración- pero algunos sobresalen más que otros.
Queda claro que los sistemas de defensa no funcionaron como se esperaba, ni las líneas de comunicación.
La mayoría de los responsables políticos se enteraron del ataque por la CNN y algunos de ellos permanecieron ajenos a la toma de decisiones hasta horas después del ataque.

Las líneas aéreas y organismos como la FAA (Administración Federal de Aviación) y el NORAD (Centro de Defensa Aeroespacial norteamericano) tampoco supieron tratar la situación. Repetidos errores en la toma de decisiones y una acusada lentitud les hizo reaccionar tarde y mal.

Todo esto está perfectamente narrado, gráficamente, por los autores en las primeras páginas de la obra. Son dignos de destacar los dos desplegables, de seis y cuatro páginas y por ambas caras, donde se detalla el recorrido de cada uno de los cuatro aviones implicados –con algunos de los sucesos que se desarrollaron en su interior- así como la toma de decisiones ante la situación que se estaba viviendo.

Estas páginas son duras por el conocimiento que se tiene, por la mayoría del público, de lo que ocurrió aquella mañana del once de septiembre, pero no por ello menos válidas al ejercer de narradoras del acontecimiento.
 
La figura de Bin Laden y la organización Al Qaeda ocupan buena parte del informe, aunque los responsables han tratado de no caer en los maniqueísmos de los últimos años y tratar de explicar las razones de su manera de actuar.
Además, se hace especial hincapié en el comportamiento de las administraciones americanas –desde la capitaneada por Ronald Reagan hasta la actual- frente a una amenaza como Bin Laden y su organización.

Las conclusiones son claras: el poder legislativo apenas se esforzó en elaborar una política integrada sobre el terrorismo  (página 27 de la novela)

A todo ello hay que añadir la rivalidad existente entre las distintas agencias de seguridad, las cuales no sólo no compartían la información sino que dificultaban el trabajo de sus “supuestos compañeros” en las labores de mantener la seguridad de su país.

Atentados como los sufridos por las embajadas americanas en Nairobi (Kenia) y Dar Es Salaam (Tanzania) y el ataque contra el USS Cole fueron piedras de toque que alertaron al entonces presidente Clinton del peligro de la amenaza terrorista, sobre todo las perpetradas por la organización de Bin Laden.
Del anterior presidente partió la iniciativa de nombrar a Richard Clarke responsable de un organismo federal planteado para interactuar entre las distintas agencias encargadas de la seguridad. Dicho organismo se denominó Grupo de Seguridad y Antiterrorista (CGS)

El informe deja claro los intentos de Clarke y su grupo por atrapar a Bin Laden y como cada uno de los intentos se saldó con un fracaso.

Esto ocurrió, en parte, por la ayuda exterior facilitada por personas relacionadas con los países en los que ha residido el líder de Al Qaeda y, en parte, porque la administración Clinton era bastante menos amiga de asumir el coste en vidas –tanto civiles como militares- de una operación militar sin garantías de éxito, algo que no ocurre con el actual gabinete presidencial.

Otra parte importante del informe recoge la preparación de los pilotos suicidas que pilotaron los aviones el 11/S y las extremas facilidades de muchos de ellos para lograr sus títulos de pilotos en los Estados Unidos. Más grave resulta ver cómo ante los indicios de un posible atentado, el cual pudiera implicar aviones de pasajeros, la administración se mostró lenta de reflejos.

Ante lo vago de las amenazas, ninguna de las agencias de ámbito nacional se movilizó para tomar algún tipo de resolución o alertar a la población ante el peligro que pudieran correr. (página 63)

Para terminar me detendré en el capítulo noveno, titulado Heroísmo y Horror. En él, los autores del informe recogen la actuación de las fuerzas del orden durante la mañana del 11 de septiembre del 2.001. El recorrido comienza con el atentado del año 1.993 en el aparcamiento del WTC y las enseñanzas que se sacaron en claro de aquel día.

Los autores dejan claro que fueron muchas las mejoras que se efectuaron en los servicios de emergencias de la ciudad de Nueva York –en buena parte por los esfuerzos del alcalde Rudolph Giuliani-, aunque en ninguna de ellas estaba contemplado un ataque como el sufrieron las Torres Gemelas.

Como ya se comentara, anteriormente, los fallos en las líneas de comunicación y las contradicciones en las órdenes emitidas ante los sucesos que se estaban sucediendo en el exterior no ayudaron a la resolución de muchos de los problemas.
                   
De todas formas, el informe y los responsables de la adaptación gráfica ponen especial cuidado en resaltar la entrega y la velocidad con la que los bomberos, personal sanitario y los miembros del cuerpo de policía y la Autoridad Portuaria de la ciudad de Nueva York respondieron a los avisos emitidos.

El Departamento de bomberos (FDNY) reaccionó a los cinco segundos del primer impacto en la Torre Norte de WTC. Diez minutos después del impacto había enviado 235 bomberos, la dotación de 21 vehículos autobomba, 9 compañías de escaladores, 4 unidades de élite, la unidad de materiales peligrosos y las 9 unidades de Brooklyn. Las primeras unidades llegaron a los seis minutos del impacto del vuelo número 11 de AA.

El jefe de policía de Nueva York ordenó la movilización del nivel 4 a las 8:56, diez minutos después del impacto, lo cual suponía el envío a la escena del atentado a 22 tenientes, 100 sargentos y 800 agentes de policía. 

Tras el impacto del segundo avión se efectuó una segunda movilización de nivel 4 lo que supuso una movilización de 2.000 agentes.


A pesar de la situación y de lo que suponía tratar de subir las escaleras que llevaban hasta los pisos superiores de ambas torres, los bomberos, personal sanitario y miembros del cuerpo de policía asumieron su responsabilidad y comenzaron a evacuar a los supervivientes, recorriendo cada una de las plantas de los enormes colosos de cristal.

Las unidades de emergencia llegaron hasta la planta 31 de la torre norte pocos minutos antes de que ésta se desmoronara, matando a todos los civiles y al personal de emergencias que se encontraba en el interior, así como a cierto número de personas que estaban en las calles adyacentes.

Por lo tanto, no es de extrañar que, de las 2.973 víctimas de aquel día, 404 correspondan a efectivos del cuerpo de bomberos y personal sanitario del dicho cuerpo, policías del Departamento de policía de la ciudad de Nueva York y policías de la Autoridad Portuaria de dicha ciudad.

El informe termina con una serie de recomendaciones sobre qué hacer para evitar este tipo de situaciones, sobre el papel del llamado “primer mundo” el cual atesora los recursos económicos y financieros del planeta y las soluciones que se deberían tomar.

Está claro que estos últimos capítulos son los que más críticas han generado al cuestionar la política expansionista y ciertamente revanchista de la actual administración norteamericana, poco dispuesta a invertir en el futuro de los países que son caldo de cultivo para los extremistas de Al Qaeda y otras organizaciones terroristas.

Quizás ese apartado sea menos aplicable a los países del viejo continente –al llevar políticas distintas-, pero está claro que hay muchas soluciones que deberían ser planteadas a nivel global.
De todas maneras, el informe transmite una máxima, la cual debiera ser tomada en consideración por cualquier gobierno que no quiera caer en los excesos que tan malos resultados están dando y que sólo sirven de pretexto para justificar atentados como el del 11/S o el del 11 de marzo del 2.004 en la ciudad de Madrid, aunque muchos se empeñen en buscar una “teoría de la conspiración” que sólo existió en sus mentes.                                       

La protección y la seguridad requieren una opinión pública bien informada para poder exigir responsabilidades a los dirigentes electos. Nos corresponde a todos y cada uno de nosotros insistir en que sea así. Tal y como manifestamos al final del prólogo del informe original de la Comisión Nacional de Investigación, exhortamos a nuestros conciudadanos a analizar, reflexionar y actuar.

Coincido plenamente con Stan Lee en que una novela gráfica como la de Jacobson y Colón debería ser de lectura obligatoria en hogares, colegios y bibliotecas, en especial por hacer accesible un tema tan farragoso como éste para el gran público.

Por ello hay que aplaudir la iniciativa de la editorial Panini al publicar dicho informe en el mercado nacional , al igual que por plantear en su página web  
http://www.paninionline.com/collectibles/institutional/es/es/takeSurvey.asp?surveyID=112 la idoneidad de publicar una iniciativa similar que recoja las conclusiones de la Comisión que investigó el atentado del 11 de marzo del 2.004 en nuestro país.

Los derechos de las fotografías del 11-S son propiedad de las agencias AP y Reuters.La ilustración con la que se cierra el artículo pertenece al número especial "Heroes" publicado por Marvel Comics en el año 2.001 y sus autores son Joe Quesada y Todd McFarlane.
Agradezco a Paninin España, el material facilitado para la redacción de esta reseña.

miércoles, 5 de septiembre de 2007

TWILIGHT

Guión de Howard Chaykin
Dibujo de José Luis García López
Tinta de Steve Oliff
Editorial: Planeta DeAgostini


Si de algo puede presumir la editorial DC Comics es de poseer uno de los panteones de personajes gráficos más completos. La razón se debe, no sólo a las décadas que dicha editorial lleva en el mercado, sino a las absorciones llevadas, a lo largo de los años, de otras editoriales, cuyos fondos han pasado a formar parte de la “Distinguida Competencia”.

Por tanto, no es extraño que, de tanto en tanto, reaparezcan en las estanterías de las librerías colecciones protagonizadas por personajes creados muchas décadas atrás.

Y éste es, precisamente, el caso de la mini serie Twilight, un encargo de la editorial DC al dibujante y guionista Howard Chaykin para que devolviera  a la palestra a un grupo de héroes que permanecían en el olvido.

La lista de personajes que DC quería volver a relanzar estaba encabezada por el policía espacial Tommy Tomorrow que apareció, por primera vez, en 1.947. En esos momentos, Tomorrow era un personaje destinado a la gloria planetaria como miembro del cuerpo de los Planeteer, pero sin la megalomanía que le añadirá Chaykin después.

Otro de los personajes embarcados en este “regreso a los orígenes” fue el detective Axel Starker –más conocido como Star Hawkins-. Starker debutó en la serie Strange Adventures# 114, publicada en marzo de 1.960. El detective, amante del dinero –sobre todo, gastarlo- y acompañado de su fiel ayudante robótica, Ilda, será un personaje determinante en el Centro de la Ciencia Nacional del gobierno de los EEUU en el año 2.092 y terminará por fundar la primera academia para robot detectives.

Starker, en este caso John, más conocido como Manhunter 2.070, se convertirá en la historia de Chaykin en el hermano mayor de Axel Starker.
 
El periodista y escritor Homer Glint; la modelo transmutada en periodista, Karel Sorensen; y el aventurero y “plaboy” Rick Purvis, todos protagonistas de la serie The Star Rovers –publicada en los años sesenta- también formarán parte del reparto con el que contará Chaykin para la historia que se narra en los tres números de los que está compuesta Twilight.

Todos estos personajes tenían en común, además de su antigüedad editorial, el formar parte de colecciones del género de la Ciencia Ficción, espacio ideal para las aventuras más desenfrenadas con algún que otro toque metafísico tan del gusto de la literatura de género.

Otra cosa muy distinta fue el giro que Chaykin, magníficamente secundado por los dibujos del español José Luis García López, le acabó dando a todos y cada uno de los mencionados personajes.

Tommy Tomorrow era un lameculos, un pequeño ario adulador que vendió a la mujer que amaba por la gran gloria de la atención mediática. Mientras buscaba su propia gloria no dudó en exterminar a buena parte de sus hombres, entre ellos a su mujer embarazada, y destruyó los restos de una especie que ya era antigua cuando el hombre se pintaba el culo de azul y aullaba a la luna. Sin embargo, Homer Glint lo convirtió en un héroe de las noticias en Interenlace… Y así se quedó.

Con estas frases de John Starker a su hermano Axel queda claro cuáles son los derroteros que sigue la mini serie escrita por Chaykin, hace ya quince años. Constantes como el ansia de poder y el afán destructivos de los seres humanos –perfectamente simbolizados en los megalomaníacos y narcisistas Tomorrow y Purvis- mezcladas con la erótica que rodea cualquier acción de los protagonistas, ya sea ésta virtual o real, serán los auténticos motores de esta radical y provocadora narración.

Chaykin no se corta lo más mínimo en plasmar en unos personajes desconocidos como éstos todos los males de un mundo, el nuestro, que no duda en arrasar especies animales o vegetales en pos de un progreso tan voraz como la locura de buena parte de los personajes que ilustra García López en cada una de las páginas de la historia.
 
La demencia de Tomorrow, un fanático en el más amplio sentido de la palabra empeñado en encontrar un remedio para vivir eternamente cual dios bíblico, o la tergiversación de la realidad orquestada por Purvis en beneficio propio son sólo algunas de las flechas envenenadas que suelta el guionista contra las mentes bien pensantes –las mismas que se enriquecen con las guerras y el dolor humano, pero que no faltan a los oficios religiosos cada fin de semana-.

Twilight es una obra compleja de leer por la cantidad de dobles lecturas que tienen sus personajes, pero resulta tremendamente atractiva de ver, gráficamente hablando, merced al sobresaliente trabajo de José Luis García López.

En sus páginas, los detalles más nimios nos asaltan sin parar, ayudando al lector a situarse en la espiral de locura y sin sentido en la que están sumidos los personajes.

Lo mejor de todo es comprobar cómo el trabajo de ambos autores ha permanecido igual de fresco y candente que cuando la obra llegó a las librerías, lo que demuestra el acierto de la editorial al llamar a un artista como Chaykin, aunque no sé si el resultado final gustó a todos por igual. 
Ahora les toca juzgar a ustedes.