viernes, 23 de noviembre de 2007

DOS ESPADAS: L´ECOLE DE LA LICORNE

Guión de Kenny Ruiz
Dibujo de Ruiz y Mazi
Color de Alfonso Salazar (Levalo Studio)
Album en tapa dura de 48 páginas a color
Editorial: Soleil (Francia)


En una época dominada por los duelos de espadas, los guardias de la corte y los adelantos de la ciencia vive un grupo de pillastres en busca de una ganancia diaria, ya sea por medios lícitos o ilícitos. Estos últimos pueden ser un tanto peligrosos, -y si no, que se lo digan al listo de Punaise- pero para eso está Cira, para solucionar estos pequeños encuentros con la destreza de sus armas. Precisamente por eso, y por la técnica que usa –pues porta y lucha con dos armas- ésta se hace llamar Deux Epées.

Las continuas escaramuzas de Cira suponen un deleite para las aburridas gentes del lugar, demasiado acostumbradas a la monotonía diaria, monotonía que sabiamente sabe romper el maestro de las marionetas, quien, sin Cira saberlo, pondrá su vida en una encrucijada.

No obstante, antes que nada, y como suele ocurrir cada vez que Cira ofrece una lección de lucha a los patéticos guardias, la campeona tendrá que rendir cuentas ante la Mamma, la gran jefa –no sólo es su título- quien con cariño de esos que mejor que se los guardase y dosis de realismo logra poner las ambiciones de Cira en un segundo plano, aunque sea por momentos.

Y es que Cira sueña con llegar a ser una Première Epée -una suerte de espadachín de gran prestigio con un dominio de la técnica, dignos del mejor Errol Flynn- desde que su padre la abandonó con corta edad y con sus armas por única herencia, detalle que pone de los nervios a la Mamma, quien considera que a su pupila le iría mejor si la hubieran abandonado con un vestido.

Lo paradójico del caso es que, aunque Cira lucha de una forma brillante, no consigue entrar en el prestigioso L’Ecole de la Licorne, lugar de formación de los futuros Première Epées, simplemente porque no consigue demostrar pertenecer a una familia con blasón.
Sin embargo, pensar que este “pequeño” detalle va a amilanar a Cira es un grave error, tal y como comprobarán los guardianes del patio del prestigioso instituto, en el que se celebran unas demostraciones de alumnos.

Cira decide dejarse caer por el mencionado lugar y allí encuentra el apoyo del maestro de las marionetas quien, sorprendentemente, se encuentra sentado en el banco del jurado de los alumnos…

Deux Epées supone el primer trabajo de Kenny Ruiz, uno de los artistas españoles con mayor proyección, directamente para el mercado francés. Para la ocasión, Ruiz ha unido fuerzas con el también dibujante Mazi, y el colorista Alfonso Salazar, para trasladarnos hasta una apasionante narración llena de aventuras, duelos de espadas, y personajes que son más de lo que parecen a simple vista. Además, tampoco se olvidan de ofrecernos el clásico enfrentamiento milenario entre el bien y el mal, con lo que la emoción está servida.
    
En el apartado gráfico, el tándem Ruiz-Mazi realiza un trabajo meticuloso, lleno de detalles, y en donde las escenas de acción ocupan un lugar predominante dentro de la narración. Queda claro la querencia de ambos autores por el estilo japonés, pero, igualmente, la composición de página y la propia estructura narrativa son netamente europeas. A todo ello contribuye el cromatismo logrado por Salazar, perfecto contrapunto para los dibujos que ocupan cada uno de las páginas.

En resumen, esta primera entrega cumple a las mil maravillas la función de presentarnos a los personajes y dejarnos con la miel en los labios para las siguientes aventuras. Por ahora sólo está disponible en el mercado francés y esperamos que en un futuro próximo se encuentre en versión española.

Agradezco a Elena Santana su ayuda para poder redactar esta reseña.

                                                          

No hay comentarios:

Publicar un comentario