jueves, 6 de diciembre de 2007

ANNE MUHONEN O COMO SER DIBUJANTE DE COMIC EN FINLANDIA

Vivimos en un mundo global, donde las diferencias que antes parecían insalvables ahora se difuminan ante realidades como Internet. De ahí que no sea nada difícil descubrir que una chica nacida en Finlandia puede tener muchas cosas en común con otra, de similar edad, pero nacida en otra parte del mundo, España por poner un ejemplo.
Si encima, la mencionada chica finlandesa es capaz de contar sus vivencias personales en un medio tan asequible –y cada día más de moda- como lo es el lenguaje gráfico, entenderán el comentario sobre la desaparición de las barreras de antaño.

Éste es el caso de Anne Muhonen, una autora gráfica completa, la cual tiene ya cuatro  números de su historia ADA publicados en el mercado finlandés –el primero de los cuales está agotado-, además de Sydänääniä (Heartbeat), un número especial en el que narra sus experiencias durante su embarazo.
Anne, nacida en 1.979, es licenciada en Artes Visuales y profesora de lenguaje gráfico. Su periplo profesional comenzó en 1.997 con pequeños trabajos dentro del mundo del cómic y la ilustración, alternado proyectos de diseño gráfico con pequeñas historias.
Tras la experiencia adquirida, y decidida a contar una historia de creación propia, en verano del 2.003 nació ADA.

El primer álbum de Ada se publicó durante el verano del año 2.003. Los tres siguiente salieron en el verano del año siguiente, 2.004, en otoño del 2.005 y el último se ha publicado en el otoño de este año 2.007.
Cuando comencé a dibujar el primero de los álbumes de Ada no tenía en la cabeza que fuera una mini serie. Pero cuando terminé el primero, Ada adquirió vida propia y sus aventuras comenzaron a desarrollarse en mi cabeza.
De ahí que no tuviera otra opción que dibujar el segundo. Mientras trabajaba en el segundo álbum fue cuando pensé que Ada podría ser una mini serie.


El estilo de Anne, con claras influencias de personajes como Emily The Strange -sobre todo por el uso de los colores blanco, negro y rojo-, respeta las normas en cuanto a maquetación y composición de página clásica, intercalando entre ellas, las pequeñas historias que les suceden a sus protagonistas. La autora se toma su tiempo para detenerse en esos momentos que nos hacen la vida mucho más llevadera, congelándolos para que los lectores disfrutemos con ellos.

Siempre me ha gustado escribir y dibujar, pero solía hacerlo de forma separada. Desde que empecé a trabajar dentro del mundo del cómic me enamoré del formato, dado que dentro de él podía combinar mis dos pasiones de manera natural.

ADA es una propuesta cercana a la narración autobiográfica –no en vano su protagonista se parece mucho a la autora- aunque, como ya dijimos antes, se puede extrapolar a cualquier joven que trata de encontrar su lugar en el mundo.  En cada una de sus cuatro partes, somos testigos de una adolescente que ve cómo su vida está cambiando y trata de adaptarse, como buenamente puede, a dichos cambios. Puede que la diferencia con otros países es que, en Finlandia, los jóvenes tienen muchas más oportunidades para dejar la casa de sus padres y emprender su vida en otro lugar.

Además, ADA es el reflejo de una sociedad, la finlandesa, donde ser mujer no es un problema –algo que todavía sí ocurre en la sociedad española, por mucho que las cosas estén cambiando-. Por eso, la protagonista nunca pierde de vista quién es y lo que quiere hacer, lejos de los convencionalismos sociales que tanto pesan sobre buena parte de las mujeres de muchos países desarrollados.

ADA es un proyecto personal pensado para que lo lean las mujeres, pero también lo pueden leer los varones, que demuestra que lo importante son las historias y no el sexo de quien las cuenta.

                              

Esto último muy bien se pudiera aplicar a su siguiente proyecto, Sydänääniä (Heartbeat), un cómic totalmente autobiográfico, dibujado por la autora mientras ésta estaba esperando su primer hijo.
Lo primero que se puede decir de una historia como Sydänääniä es que todos los adolescentes y padres primerizos del mundo mundial deberían leerla. Dibujada como una sucesión de ilustraciones, en formato apaisado, Sydänääniä recoge todos los elementos conocidos –y no tanto- del embarazo, tanto para la futura madre como para quienes la rodean.

Dotado de una sencillez y una sinceridad encomiable, Anne nos cuenta las sensaciones vividas mientras una vida crecía en su interior. Hay tiempo para las dudas, los descubrimientos, los antojos, los pequeños desacuerdos –a causa de unas hormonas totalmente alborotadas- y la tensa espera justo cuando se sale de cuentas. Aunque lo mejor es ver cómo Anne no perdió el sentido del humor durante todo aquel tiempo.
Siempre hay tiempo para buscarle el lado divertido a las cosas –por ejemplo el ruido de los cereales en la taza de leche, mezclado con la pataditas del bebé dentro de Anne-.

Se me ocurrió la idea de contar mi embarazo de manera gráfica, porque al ser el primero todo era nuevo para mí y pensaba que aquello me ayudaría a asimilarlo todo mejor. Me fue más fácil vivir mi embarazo cuando lo trasladé dentro de un cómic. Y ahora, cuando ya ha pasado todo, es muy divertido leerlo, porque todos esos recuerdos acuden de nuevo a mi memoria.

Son pequeñas capsulas de tiempo, magníficamente relatadas, con un estilo cercano al de ADA, pero dotadas de un cromatismo donde los colores cálidos, tierras y ocres, principalmente, le ganan la partida a los rojos y negros de la historia de ADA.
Al final, y tras catorce horas de parto, el niño más maravilloso del mundo había llegado –con un peso de 3.970gr y 53cm de estatura-.                                              

Al igual que ADA, Sydänääniä es un proyecto personal que ha podido ver la luz gracias a los avances de la técnica, y a que Anne Muhonen vive en un país donde la auto-publicación es algo al alcance de casi todos los bolsillos.

Creo que ahora es mucho más fácil auto-publicarse uno mismo, gracias a las imprentas digitales y, hoy por hoy, el resultado puede ser el mismo que cuando lo llevas a una imprenta convencional.
Hace falta dinero para lograr que tu historia acabe impresa y después está la promoción y el lograr que las tiendas te lo vendan. De todas maneras, si te gustan los cómics, no te importa hacer todo el trabajo con tal de lograr que se lean tus historias.


Sus proyectos son continuar con su personaje de ADA -ya está trabajando en la quinta entrega de la serie- mientras cuida de su hijo y, además, le enseña a los más pequeños el lenguaje del noveno arte para que puedan contar él sus propias historias.

Si quieren conocer más acerca del trabajo de esta autora, algo muy recomendable,  no se preocupen por el idioma. Todos los números antes comentados vienen con traducción al inglés de los textos en finlandés, a modo de subtítulos.
Para más información,  su web es la siguiente: http://www.adasarjakuva.com/site/flash/index.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada