martes, 11 de diciembre de 2007

LA ODISEA. EDICION DEL 25 ANIVERSARIO

Guión de Francisco Pérez Navarro
Dibujo de Josep M. Martín Saurí
Tomo de 72 páginas en blanco y negro y formato Cartoné
Precio: 16€
ISBN: 978-84-9847-240-0
Norma Editorial


Describir una obra gráfica como La Odisea –también conocida como Odiseo, título de su primera publicación en castellano- no es nada fácil.  Para quienes amamos la literatura, La Ilíada y la Odisea suponen las piedras angulares sobre las que se sostiene dicha disciplina artística. Su carácter épico, el halo de intemporalidad y leyenda que las envuelve –de la misma forma que rodea a la figura de su creador, el poeta Homero- son elementos que perviven desde su misma escritura.

De ahí que con tan sólo en pensar en una adaptación gráfica de dichas obras se nos antoje una empresa tan épica como la misma materia prima de la que están forjados ambos poemas.
No obstante, La Odisea –la gráfica-, escrita por Francisco Pérez Navarro e ilustrada por Josep M. Martín Saurí, demuestra que cuando se ponen las herramientas y los esfuerzos necesarios, todo es posible.

Aún así no hay que olvidar que esta obra fue publicada, primeramente, en el mercado americano, dentro de la revista Heavy Metal, allá por el año 1.983 –siendo reeditada, posteriormente, en el 2.005, dentro de la colección Heavy Metal Classics.
La entonces editora de la revista, Julie Simmons-Lynch definió el trabajo de ambos autores de la siguiente manera:
Mi primera reacción fue pensar ¡Ojalá hubiera tenido esta versión del clásico de Homero cuando estaba en el instituto! Lo que estos dos hombres habían plasmado en esta historia intemporal de la mitología no era sólo la autenticidad y belleza de la época, sino también todos los excesos y la corrupción.
El calibre de la obra de los dos autores, trabajando como uno solo, no perdía de vista ni por un momento las sensaciones que trasmite el original, pero a la vez ofrece matices deliciosamente interpretados.
Aunque lo más probable es que Homero no pudiera ganarse la vida en el Hollywood actual, este libro es tan atractivo como cualquiera de las buenas películas de acción del mercado.


Queda claro que una obra como ésta no es fruto de la improvisación, todo lo contrario. La Odisea de Pérez Navarro y Martín Saurí fue un trabajo que comenzó en el año 1.979 y se prolongó durante los años siguientes, hasta que la obra pudo ver la luz en la mencionada revista Heavy Metal.
Luego, la obra fue publicada de manera seriada en la recordada revista de Josep Toutain, Comix Internacional, a la vez que se publicaba en países como Alemania, Italia o la Yugoslavia de entonces. Al finalizar su publicación en Comix International, la editorial Planeta-DeAgostini publicó la obra íntegra, en un tomo en formato Cartoné, con el título Odiseo.

Varias décadas después y tras su vuelta al mercado anglosajón hace dos años es Norma Editorial quien recoge el testigo y nos ofrece una nueva y cuidada edición, con motivo del 25 aniversario de su publicación, y en un año marcado por el estreno de la versión cinematográfica de 300, de Frank Miller.

Lo primero que hay que tener en cuenta, al abordar una obra de estas características, es que los autores debieron seleccionar aquellos momentos más trascendentales para los protagonistas de la historia o, según sus criterios, aquellos que mejor los definen y, por tanto, ayudan a introducir al lector en la obra. Pérez Navarro realizó una verdadera labor arqueológica, seleccionando aquellos elementos que mejor pudiera adaptar en imágenes su compañero de aventuras, Martín Saurí.

Éste, con un estilo que recoge tanto influencias del arte clásico –en especial las imágenes que adornaban las ánforas y las vasijas de la época- como la de autores como Estaban Maroto, Barry Windsor-Smith, o el mismísimo Frank Frazetta, realiza un trabajo primoroso, preciosista en algunos momentos, aunque sin buscar el realismo en el resultado final.

Antonio Lara, responsable de la introducción de la obra en su edición para la editorial Planeta-DeAgostini, comentaba acerca del trabajo del artista gráfico:
Martín Saurí ha insistido en un oficio delicado y primoroso, que exige muchas horas y una enorme dedicación técnica, sin desfallecimientos ni prisas. Determinadas viñetas están compuestas con tal preciosismo, procurando que las líneas y manchas revelen el esfuerzo indiscutible puesto en la ejecución, que el resultado final quizás resulte excesivo.

A todo ello hay que sumar el abundante texto que acompaña al apartado gráfico, terreno en el que Pérez Navarro da rienda suelta a su erudición y a su gusto por el género literario. Por momentos, La Odisea de Pérez Navarro y Martín Saurí se nos presenta como una obra que requiere de toda la atención –y concentración- del lector, dada la palpable, pero encomiable complejidad de la rodea.
El que sea un trabajo en blanco y negro es un elemento más que avisa al lector –en una época donde el cromatismo le ha ganado la partida el género de las “luces y sombras”- de que se encuentra ante una obra adulta, mesurada y que gusta por atrapar la esencia de una de las grandes obras de la cultura de la civilización occidental.

No quiero decir que no sea una obra apta para cualquiera buen aficionado al noveno arte. Lo que ocurre es que, en los últimos tiempos, son pocas las obras de estas características que llegan hasta las librerías y las nuevas generaciones están poco acostumbradas a ellas.
De cualquier modo, Norma Editorial nos ofrece una oportunidad única para enfrentarnos con una obra atemporal, “rara avis” en el mercado español de su época, y que ahora regresa para quienes no disfrutaron con ella, entonces, puedan hacerlo ahora.



Termino con las palabras de Julie Simmons, las cuales son el mejor punto y final para esta reseña
De manera que sentaos cómodamente y disfrutad con la belleza de las imágenes y textos de esta leyenda épica. ¿Quién dijo que los clásicos no podían seducir? Yo no.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada