lunes, 5 de mayo de 2008

MICHAEL VAILLANT:CINCO DECADAS AL LIMITE

El que, cinco décadas después de su creación, todavía se publiquen las historias del personaje gráfico Michel Vaillant, ejemplifica muy bien la realidad del cómic francés en pleno siglo XXI.

Creado por el dibujante Jean Graton en 1.957, Vaillant reúne en su persona dos de las grandes pasiones de los franceses: los cómics y los automóviles.
No es casualidad que Francia albergue, por un lado una de las más rentables y fructíferas industrias basadas en el noveno arte (capaz de competir con las grandes editoriales americanas y japonesas) y por otro la carrera de resistencia más famosas del mundo, las 24 horas de Le Mans. Francia es, también, el punto de partida del rally más exigente y reconocido por los aficionados; el París-Dakar.
Todos esos elementos han sido definitorios en la trayectoria del trabajo de Graton, responsable de cerca de 50 años de permanencia en la mente de los lectores.
Sin embargo, no debemos olvidar la tremenda calidad del trabajo del artista, capaz de condensar en las páginas de sus álbumes la tensión, el dramatismo y la espectacularidad que destila el ambiente de las grandes carreras automovilísticas.

Graton se ha convertido en un corresponsal de todos aquellos elementos que han transformado a estos acontecimientos en espectáculos de masas, seguidos por millones de personas, a lo largo de planeta.
Vaillant, junto con el piloto norteamericano Steve Warson, simboliza al héroe deportivo que ahora los grandes equipos se empeñan en vender, de manera artificial, a su seguidores pero que, normalmente, no tiene el carisma y la actitud que siempre ha demostrado el piloto francés en las obras de Graton.
Sus retos le han llevado a enfrentarse con leyendas de las cuatro ruedas como el legendario Juan Manuel Fangio y Alberto Ascari, en las primeras obras del autor galo.

En las siguientes décadas, Vaillant viviría sus duelos rodeado de pilotos como Graham Hill, Ken Tirrell, Nikki Lauda, Alain Prost, Airton Senna y muchos más.
Tras una etapa centrada en los grandes premios de Fórmula 1, Vaillant simultaneó dichas pruebas con carreras de resistencia como las 24 Le Mans, e Indianápolis y rallys como el de Montecarlo o Suecia.

Graton realizó de manera consecutiva sus primeros treinta álbumes hasta que, en 1.981, su hijo Philippe entró a trabajar en el estudio de su padre y nuevos personajes y objetivos entraron a formar parte del elenco de la historia.
Fruto de ello fue la creación de Julie Wood, piloto americana de motocicletas y que se convertirá en otra de las claves del éxito de la serie. Además, Philippe Graton incluyó otro tipo de retos automovilísticos, tales como la aventura París-Dakar.

En la actualidad, con más de sesenta historias publicadas, Graton padre se encarga de supervisar el trabajo de sus colaboradores (Christian Lippens, Guillaume López y Juan Castilla) para lograr que los lectores continúen encontrando las historias de Michel Vaillant tan apasionantes como la primera vez que las leyeron.
Por ello, no es de extrañar que la industria del cine y, en particular, el productor, director y apasionado de los cómics y los automóviles, Luc Besson, decidieran adquirir los derechos del personaje para llevarlo hasta la gran pantalla.

Lo que seguramente no tenía Besson tan claro, mientras trabajaba en el primer borrador del guión, es que para lograr su propósito acabaría por organizar una versión real de la escudería Vaillant y con ella participar en las 24 horas de Le Mans, como un competidor más.
Tales exigencias, más propias del estilo anglosajón de abordar los proyectos, hubieran disuadido a otro productor. Sin embargo, Besson, responsable de proyectos tan ambiciosos como El Quinto Elemento -película que muchos de los realizadores americanos de la actualidad estarían encantados de filmar- realizado en Francia no se amilanó y aunó esfuerzos con su compañero en las tareas de producción, Gilles Maleçon, para que la versión cinematográfica del personaje de Graton pudiera ver la luz en las pantallas de los cines franceses el otoño pasado.

Después de seleccionar un casting encabezado por Sagamore Stévenin y Diane Kruger (la princesa Elena de Troya, o la amante desaparecida en Obsesión) en los papeles de Michel Vaillant y Julie Wood, se escogió al director Louis Pascal Couvelaire, en sus dos papeles de realizador y director del equipo de carreras Vaillant.
El apasionante rodaje de la película, cercano al documental por el realismo que aporta filmar en unos auténticos boxers del mítico circuito francés, acabó resultando todo un reto para los integrantes del equipo, sensación que se trasmite desde el mismo comienzo de la narración cinematográfica.                        

El resultado final se tituló 24 horas al límite: la leyenda de Michel Vaillant, cinta que ha comercializado Filmax Home Video en formato DVD.
La propuesta de Filmax, además de las ventajas propias del formato, como es ver la película en su versión original,  nos ofrece la posibilidad de disfrutar con un documental sobre el rodaje de sesenta minutos de duración, algo inusual en cuanto a duración y calidad de contenidos, y que solamente suelen estar incluidos en contadas ocasiones (y para grandes y mediáticas producciones del séptimo arte)

Es, por tanto, una muy buena oportunidad para conocer más de cerca al personaje creado por Graton y vivir la emoción de las grandes competiciones deportivas sobre ruedas, formando parte del equipo Vaillant en su pugna contra sus viejos competidores, los Leaders.

Michael Vaillant y el resto de los personajes que aparecen en la serie © and TM Jean and Philippe Graton 2010

© Jean Graton por la imágenes reproducidas en esta reseña 2010

No hay comentarios:

Publicar un comentario