sábado, 20 de diciembre de 2008

BRUJEANDO: SE ACABO LA MAGIA

Guión: Teresa Valero
Dibujo y color: Juanjo Guarnido
Álbum de 48 páginas en tapa dura
ISBN: 978-84-9847-519-7
Norma Editorial


El mundo de las hadas y de las brujas, tan cerca y tan lejos, a la misma vez. Cada uno ocupando un lugar en los bosques, pero separados por muchas razones.
La primera, y principal, tal y como muy bien señala la reina del mundo de las hadas, Titania, es que las brujas son vulgares, muy feas y sin ninguna belleza, ni distinción.
Después está el uso que hacen de la magia y con qué fines. Se supone que para el mundo de las hadas y los duendes, la magia debe ser un instrumento para hacer el bien, todo lo contrario a lo que opinan las brujas, cuyo principal interés es lograr poder sobre todas las cosas. Y entre medias estábamos los seres humanos, frágiles criaturas, siempre a expensas de los caprichos de ambos mundos

Lo que ocurre es que, en la actualidad, a los humanos nos importa más enterarnos de lo que pasa por el mundo, gracias a ese pérfido invento que se llama televisión, y no estamos para prestarle atención ni a las brujas, ni a las hadas, ni a los duendes, ni a nada que suene remotamente mágico. De ahí que las brujas, las hadas, los duendes y otras criaturas mágicas traten de sobrevivir ocupándose de sus labores cotidianas.

En el bando de las brujas, tenemos a Brygia, Sortilega y Febris, tres hermanas, las cuales tratan de vivir en comunidad, aunque sus motivaciones sean bien distintas.
La historia arranca justo antes de la fiesta de Walpurgis, toda una celebración para el mundo de los seres de la oscuridad. Mientras las tres discuten sobre la conveniencia de asistir o no a dicho encuentro aparece en escena Panacea, la brujita a la que criaron, quien, al crecer, decidió marcharse a vivir con los mortales. Con ella llegará su marido mortal, Rex Spot y la hija de ambos, Hécate.

Ni que decir tiene que el pretencioso de Rex chocará, de manera frontal y sin la más mínima duda, con las tres hermanas, sobre todo por el empeño de éste en “sacarlas de la prehistoria”.
Superada la sorpresa generada por los recién llegados, los sobresaltos regresarán a la casa de las tres brujas de la mano de un repollo,… perdón, de un bebé de hada, quien, sin saber ni cómo ni por qué, ha terminado dentro de uno de los calderos de las brujas.

La aparición del bebé, no sólo conmocionará a las tres hermanas, sino a la misma Titania, sobre todo cuando descubra que falta una de sus hadas bebitas. Lo peor es que la reina está rodeada de ineptas –por no decir de ineptos, en general- los cuales no serían capaces de encontrar una solución ni por casualidad.

Claro que las cosas sólo han empezado a descontrolarse, en especial por el empeño de Panacea y Rex Spot en presentar al mundo de las sombras las ventajas de la televisión, y por los poderes de la pequeña bruja-hada-bebé.

BRUJEANDO ¡Se acabó la magia! es una historia simple, divertida, sin mayores pretensiones que entretener al lector. Sus páginas están llenas de unos diálogos ocurrentes y divertidos, algunos con doble sentido, y de unos dibujos tan brillantes y bonitos, salidos de los lápices de Juanjo Guarnido.
La responsable del guión, Teresa Valero, nos cuenta que las brujas no son tan malas como las pintan y que las hadas y los duendes tampoco es que sean tan maravillosos y luminosos como pudieran parecer, a simple vista. Además, la desesperación de la pobre reina Titania, rodeada de botarates y de un rey Oberón más preocupado en descansar sobre una nube, o hacer animalitos de papiroflexia –en compañía del duende Puck- es realmente divertida de ver.

Guarnido, alejado temporalmente de su cínico, pero atractivo detective gatuno Blacksad, demuestra su capacidad para mostrarnos todo tipo de personajes de una manera genial. De entre todos destaca la pequeña bruja-hada-bebita, absolutamente adorable, en cada una de las viñetas en las que aparece.

A primera vista, BRUJEADO ¡Se acabó la magia! puede parecer una obra menor, en la multi premiada carrera de Juanjo Guarnido, aunque, personalmente, creo que es un muy buen ejemplo de la capacidad del autor por dibujar cualquier cosa que se le ponga por delante, sin perder un ápice de calidad.

Lo deseable sería que esta serie pudiera tener una versión animada. A buen seguro que disfrutaríamos -tanto o más que con su versión gráfica- de las aventuras para la pequeña pantalla de las tres hermanas brujas, la reina Titania y su destartalado mundo, y las andanzas de la pequeña hada-bruja-bebita.

Agradezco a Norma Editorial, las facilidades dadas para la redacción de esta reseña así como la imagen de portada y las dos imágenes interiores.

jueves, 18 de diciembre de 2008

LOS NAUFRAGOS DE YTHAQ: TERRA INCOGNITA y OFIDIA LA GEMELA



Guión: Christophe Arleston
Dibujo: Adrien Floch
Color: Crazytoons
Albumes en tapa dura, de 64 páginas en color
Precio: 17€
ISBN: 84-611-2599-1 y 978-84-611-7514-7
Editorial Rossell  
 

La vida de la aspirante a astronavegador Kiri Welgoat cambia radicalmente al ser degrada y enviada a servir bebidas en uno de los muchos bares que llenan la lujosa nave El bruma del Cometa. A partir de ese momento Kiri deberá conformarse con contarle su historia a los ricos y ociosos pasajeros que matan su tiempo emborrachándose durante el viaje.

Uno de esos pasajeros es la exasperante y caprichosa señorita Calysta, demasiado acostumbrada a mandar y a no hacer nada mejor. Parecía que nada podría alterar el “status quo” de aquella situación hasta que El bruma del Cometa vio su trayectoria alterada por la atracción gravitatoria de un planeta que no figuraba en ninguna carta de navegación. Entonces, Kiri, la remilgada Calysta y Narvar, un técnico de mantenimiento de la nave, saldrán despedidos de la estructura principal de El bruma del Cometa, estrellándose contra uno de los océanos que cubre el planeta.

Tras un accidentado paseo por la entrañas de una criatura marina, los tres supervivientes acaban en manos de los banfoos, una de las muchas razas que habitan en aquella tierra. La comunidad de Banfoo vive a orillas del océano rosado desde tiempo inmemorial. Su vida está organizada de manera simple: pesca, cosecha y justicia. Los Banfoo sienten verdadera pasión por los juicios y el más mínimo conflicto se resuelve ante un tribunal.

Por ello, no es de extrañar que los tres recién llegados acaben ante un tribunal para dilucidar un conflicto relacionado con los destrozos producidos por su nave al llegar hasta el territorio Banfoo. Por fortuna para ellos, un feng, raza de eruditos que recorre el planeta tomando nota de todo lo que sucede, desequilibrará la balanza de la justicia a su favor.

Sin embargo, los problemas de Kiri, Calysta y Narvar no han hecho más que empezar. Nada más salir de la aldea Banfoo se toparán con las huestes de la pérfida Margrave Ofidia, liderados por el despiadado Dhokos. Ofidia está empeñada en encontrar supervivientes de la nave que ha caído en la capital del planeta, la ciudad libre de Bridmoth. Aún así, los viajeros se dirigirán hasta la capital para tratar de encontrar, entre los restos del naufragio, una manera de regresar a su mundo.
Fácil de decir pero muy complicado de conseguir, ante el tesón de los hombres de Ofidia.

Con lo que nadie contaba es con los poderes que aquel lugar despertará en Kiri, relacionados, según cuenta el feng, con las corrientes de energía que recorren el lugar y los nudos de fuerzas que se forman al chocar dos de ellas.

Tanto sobresalto y nuevo descubrimiento culminará cuando Calysta adopte la personalidad de la Margrave Ofidia, papel que interpretará, primero, para sobrevivir, y  luego, por el placer de tener a todos los que le rodean pendientes de sus caprichos.

Mientras tanto, el resto de náufragos de la nave “Bruma del cometa” trata de adaptarse a las condiciones del lugar en el que están, a la vez que buscan una solución para rescatar a Calysta de las garras de la Margrave.
La solución llegará, de la mano de un circo ambulante, el cual se convertirá en la llave de entrada para poder dar con la Margrave y, se supone, que con Calysta, dado que Kiri y sus amigos ignoran lo que ha ocurrido.

Sin embargo, las cosas se precipitarán cuando Calysta descubra que no hay una, sino dos Margrave, solución ideal para tener a los habitantes del planeta bajo su férreo control. Será entonces, cuando entre en escena Jeh, “el codicioso”, un Feng que ha renegado de su raza y que ahora vende sus conocimientos al mejor postor. El caso es que Jeh, es, además, el padre de Tao, hecho que añadirá un nuevo nudo argumental a una historia plagada de ellos.

Magia y misticismo, fuerzas antagónicas que luchan por sobrevivir, y un caudal de aventuras, presentes y futuras, son algunos de los elementos que se dan cita en estas dos primeras entregas de la saga Los náufragos de Ythaq, escrita por Christophe Arleston y dibujada por Adrien Floch.

Arleston, conocido por sus trabajos en colecciones como Lanfeust de Troy, nos traslada hasta un mundo donde, en cualquier rincón, puede surgir la sorpresa. Un mundo poblado de seres tan peculiares como los litigantes banfoo, los estudiosos y mesurados feng, o las tropas mercenarias de la despiadada Ofidia.
No obstante, Arleston no se conforma con mostrarnos las peripecias del día a día de los personajes, sino que nos reserva sorpresas, tales como los poderes que despiertan, sin razón alguna, en Kiri.

En el apartado gráfico, Adrien Floch –que ha publicado en Francia Fatal Jack y Slhoka, ambas para Soleil- realiza un trabajo a la altura de los requerimientos, combinando minuciosidad y sentido del ritmo. Sus páginas siguen un esquema clásico de maquetación –entre nueve y once viñetas- donde el dibujante da rienda suelta a su gusto por los pequeños detalles y por la definición de cada uno de los personajes. Destacan, especialmente, sus figuras femeninas y los rostros de seres no humanos, tales como el del feng Tao.  Además Floch no olvida la importancia que para una historia de este tipo tienen los fondos y los ambientes, haciendo especial hincapié en dicho apartado.

El resultado final, apoyado en el acertado color aportado por Crazytoon, es una obra tremendamente amena de leer –y eso que tiene 64 páginas en vez de las 48 habituales en este tipo de álbumes- y que no te deja escapar mientras estás leyéndola.

Tal y como viene siendo habitual, la editorial Rossell nos presenta dos cuidados álbumes, edición numerada de 3.050 y 2.050 ejemplares respectivamente y que, como también es habitual, te deja con la miel en los labios, esperando la continuación de las aventuras de Kiri, Narvar, Tao, Calysta y algunos nuevos compañeros de viaje en la tercera parte titulada El suspiro de las estrellas.

Agradezco a Rossell Comics, las facilidades dadas para la redacción de esta reseña así como las imágenes de las portadas

lunes, 15 de diciembre de 2008

CINDERALLA

Junko Mizuno
Tomo de 136 páginas a color
Precio: 11€
Ediciones Imho 


A lo largo de la historia de la humanidad se ha contado la misma trama de mil formas distintas. En algunos casos, sólo fueron versiones más o menos actualizadas de un relato original, al que se le añadieron algunos detalles para actualizarlo. En otros casos, las variaciones terminaron por tergiversar el espíritu mismo del relato original, razón por la cual, los resultados fueron del todo desaconsejables. Por último están los casos -más bien escasos- de autores que, partiendo de un relato más que conocido por los miembros de nuestra sociedad, lograron aportarle algo nuevo y diferente, lejos de lo que se podía encontrar hasta ese momento. Y éste es el caso de la autora japonesa Junko Mizuno, responsable de la obra Cinderalla, versión gótica, gore y terrorífica del personaje de Cenicienta.

Mizuno, una de las autoras contemporáneas más presentes en el actual mercado japonés, nos presenta  a una jovencita llamada Cinderalla, que vivía muy feliz con su padre. Éste llevaba un restaurante de Yakitoris (brochetas japonesas) muy famoso, conocido en todo el país por el secreto de su salsa Teriyaki.

No obstante, la vida de Cinderalla dará un vuelco el día que su padre muera, víctima de una indigestión. Aunque lo que, de verdad, sorprenderá a la joven Cinderalla será ver a su padre convertido en un zombi y saber que, a pesar de su estado, su progenitor se vuelve a casar con otra zombi, Carolina. Su nueva madre vendrá acompañada de dos hijas, Akko y Aki, y de un voraz apetito, el cual pondrá en peligro la relación entre Cinderalla y su padre. Además, sus dos hermanastras resultarán ser unas caprichosas cuya única dedicación es tener siempre ocupada a Cinderalla con sus encargos. ¿A que suena al cuento original?

Justo cuando la situación se estaba volviendo del todo insoportable, Cinderalla se encontrará con un apuesto zombi y rescatará de un funesto experimento a la hija de un hada del país de la maravillas. Con la ayuda de esta última, Cinderalla logrará tener una cita con El Príncipe, el bello zombi del que Cinderalla anda prendada, aunque, para ello, tenga que morir en el intento.

Cinderalla es una obra inusual por la cantidad de referencias de la cultura popular que contiene y por el tratamiento que realiza Junko Mizuno de una obra tan conocida como La Cenicienta. Por añadidura, Cinderalla no duda en mostrar sus atractivos físicos, algo que también hacen sus odiosas hermanastras, añadiendo un elemento erótico bastante inusual en la mayoría de las series de manga publicadas en nuestro país.

Mizuno posee un estilo muy definido, en donde los personajes suelen ocupar un papel protagonista, en relación con el resto de la página. Esto no quiere decir que la autora no cuide el resto de los detalles presentes en la obra, aunque queda clara su querencia por dibujar todas y cada una de las expresiones de un personaje como Cinderalla.
El resultado de todo es una obra dinámica, llena de dobles lecturas, de un grafismo cercano a la cultura pop, pero sin perder ese halo de magia y misterio que rodea a todo cuento de hadas que se precie.

El único pero que se le puede poner a esta obra  -y lamentablemente es algo que cada día se puede apreciar más en el mercado editorial español- es su deficiente traducción al castellano, la cual desvirtúa muchos de los diálogos. Es una pena, porque el resto de la edición está muy bien.

Agradezco a la editorial Imho, las facilidades dadas para la redacción de esta reseña así como la imagen de portada y las dos imágenes interiores.

Agradezco a Elena Santana su ayuda en la redacción de esta reseña.

lunes, 8 de diciembre de 2008

MIKI FALLS

Guión y dibujo: Mark Crilley
Serie de cuatro números, en blanco y negro, y de 165 páginas cada uno
Precio: $7,99 cada uno
Harper Teen/ Harper Collins Publishers USA 


Para cualquiera que vea las portadas de una serie como Miki Falls, lo más lógico sería pensar que nos encontramos ante la típica serie de shojo manga –manga romántico, destinado a un público femenino-. Dicho género copa cada vez más las estanterías de las librerías especializadas, con títulos tales como Fruits Basket, Emma o Sailor Moon. Y si bien esta sensación se puede sentir en las primeras páginas no hay nada más lejos de la realidad en cuanto a Miki Falls se refiere.

Contada en cuatro tomos, cada uno referido a una estación del año distinta, la historia parte de los intentos de una adolescente llamada Miki Yoshida decidida a conquistar el corazón de Hiro Sakurai, hasta que descubre la verdadera identidad del protagonista. Éste, enviado de los dioses para proteger la esencia del amor en la Tierra, no se puede permitir el lujo de tener ningún tipo de relación amorosa con una humana, dado que, si así fuera, acabaría descuidando sus obligaciones.

Con lo que no contaba Hiro es que Miki no está dispuesta a dejarlo así como así, aunque para ello se tenga que enfrentar al sistema inmortal establecido por la diosa del amor…

¿Conseguirá Miki convencer a Hiro de que lo que siente por él es más que un simple capricho? ¿Qué pasará si Hiro acepta a tener una relación sentimental con Miki?

La respuesta a estas preguntas nos la da Mark Crilley en esta nueva serie en la que el personaje principal es el amor, en todas sus diferentes apariencias. Amor furtivo, amor estable, amor pasajero y, por supuesto, amor prohibido.

Crilley construye una obra madura en donde se analiza de una forma sensata y convincente las relaciones entre los seres humanos, sin caer en el sentimentalismo ñoño y manido del que suelen hacer gala muchas de las historias de shojo manga. No es de extrañar, por lo tanto, que la crítica y los lectores se hayan volcado con esta nueva serie de Crilley.

Agradezco a Mark Crilley las facilidades dadas, así como las imágenes cedidas para la redacción de esta reseña
Micki Falls © and TM Mark Crilley 2010
© Harper Collins Publisher por la edición 2010


Agradezco a Elena Santana su ayuda en la redacción de esta reseña.