lunes, 15 de diciembre de 2008

CINDERALLA

Junko Mizuno
Tomo de 136 páginas a color
Precio: 11€
Ediciones Imho 


A lo largo de la historia de la humanidad se ha contado la misma trama de mil formas distintas. En algunos casos, sólo fueron versiones más o menos actualizadas de un relato original, al que se le añadieron algunos detalles para actualizarlo. En otros casos, las variaciones terminaron por tergiversar el espíritu mismo del relato original, razón por la cual, los resultados fueron del todo desaconsejables. Por último están los casos -más bien escasos- de autores que, partiendo de un relato más que conocido por los miembros de nuestra sociedad, lograron aportarle algo nuevo y diferente, lejos de lo que se podía encontrar hasta ese momento. Y éste es el caso de la autora japonesa Junko Mizuno, responsable de la obra Cinderalla, versión gótica, gore y terrorífica del personaje de Cenicienta.

Mizuno, una de las autoras contemporáneas más presentes en el actual mercado japonés, nos presenta  a una jovencita llamada Cinderalla, que vivía muy feliz con su padre. Éste llevaba un restaurante de Yakitoris (brochetas japonesas) muy famoso, conocido en todo el país por el secreto de su salsa Teriyaki.

No obstante, la vida de Cinderalla dará un vuelco el día que su padre muera, víctima de una indigestión. Aunque lo que, de verdad, sorprenderá a la joven Cinderalla será ver a su padre convertido en un zombi y saber que, a pesar de su estado, su progenitor se vuelve a casar con otra zombi, Carolina. Su nueva madre vendrá acompañada de dos hijas, Akko y Aki, y de un voraz apetito, el cual pondrá en peligro la relación entre Cinderalla y su padre. Además, sus dos hermanastras resultarán ser unas caprichosas cuya única dedicación es tener siempre ocupada a Cinderalla con sus encargos. ¿A que suena al cuento original?

Justo cuando la situación se estaba volviendo del todo insoportable, Cinderalla se encontrará con un apuesto zombi y rescatará de un funesto experimento a la hija de un hada del país de la maravillas. Con la ayuda de esta última, Cinderalla logrará tener una cita con El Príncipe, el bello zombi del que Cinderalla anda prendada, aunque, para ello, tenga que morir en el intento.

Cinderalla es una obra inusual por la cantidad de referencias de la cultura popular que contiene y por el tratamiento que realiza Junko Mizuno de una obra tan conocida como La Cenicienta. Por añadidura, Cinderalla no duda en mostrar sus atractivos físicos, algo que también hacen sus odiosas hermanastras, añadiendo un elemento erótico bastante inusual en la mayoría de las series de manga publicadas en nuestro país.

Mizuno posee un estilo muy definido, en donde los personajes suelen ocupar un papel protagonista, en relación con el resto de la página. Esto no quiere decir que la autora no cuide el resto de los detalles presentes en la obra, aunque queda clara su querencia por dibujar todas y cada una de las expresiones de un personaje como Cinderalla.
El resultado de todo es una obra dinámica, llena de dobles lecturas, de un grafismo cercano a la cultura pop, pero sin perder ese halo de magia y misterio que rodea a todo cuento de hadas que se precie.

El único pero que se le puede poner a esta obra  -y lamentablemente es algo que cada día se puede apreciar más en el mercado editorial español- es su deficiente traducción al castellano, la cual desvirtúa muchos de los diálogos. Es una pena, porque el resto de la edición está muy bien.

Agradezco a la editorial Imho, las facilidades dadas para la redacción de esta reseña así como la imagen de portada y las dos imágenes interiores.

Agradezco a Elena Santana su ayuda en la redacción de esta reseña.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada