miércoles, 28 de enero de 2009

ENTREVISTA CON LOS AUTORES DE "DRAGONADAS"

DRAGONADAS
Autores: Chema Pamundi y Joan I. Guardiet
Álbumes en tapa dura, de 48 páginas a color
Precio: 12€
Editorial Devir


Hay obras gráficas que, por muchas y variadas razones, permanecen ocultas para buena parte de los aficionados al noveno arte. Éste es al caso de Dragonadas, una de las historias más divertidas y bien realizadas de cuantas se han publicado en España, en los últimos años.

Hace unos años, y unos meses antes de que la segunda entrega de la obra llegara hasta las librerías de buena parte del país, tuvimos la oportunidad –para la ocasión me acompañó Elena Santana, responsable de la sección de literatura del periódico- de conversar con los dos locos,… perdón, con los autores de tan genial propuesta.

Todo fue gracias a la Editorial Devir, los cuales se pusieron en contacto con los autores, Chema Pamundi y Joan I. Guardiet, las mentes detrás Dragonadas.
La entrevista, bañada de muchas risas, la pueden leer a continuación

Bueno, así, sin más preámbulos ¿para cuándo la segunda entrega?

CHEMA En teoría nos han puesto una fecha tope, que es el 22 de abril, que si no la enviamos nos mandan a los matones a casa, pues ya llevamos un retraso de dos años.

JOAN Pero no se preocupen, porque solo falta acabarlo. El lápiz y la tinta ya están prácticamente terminados, queda más que nada el tema de diálogos y maqueta, pero ya va encaminado.

Nos encantó Dragonadas, porque coge la esencia de las historias, empezando por la inmortal frase de “en legua elfa que significa Milagro anti grasa”. Eso es absolutamente maravilloso. Y a partir de ahí es una sucesión de cosas bien puestas.
Si esto saliera en los EEUU estarían viviendo en una casa maravillosa, con tres coches, y a todo lujo. Lástima que estemos en España, pero aún así merece el más profundo respeto. Y me parece una historia fantástica, pero ¿cómo es que se les ocurrió hacer algo como esto?

CHEMA La verdad es que fue un encargo. Devir tenía muy claro que querían, pues estaban empezando a editar cómic, un cómic de humor, que parodiase los juegos de rol, las novelas fantásticas, etc. Vinieron con un proyecto muy claro: una serie de cómic de humor, de cuarenta y seis páginas, historias auto conclusivas con formato de tapa dura. Y a partir de ahí, pues libertad creativa. Les presentamos el borrador de los personajes, un poco la historia, y les gustó.

En cuanto al diseño de los personajes, que se sabe muy bien que son los de El Señor de los Anillos, ¿en quién o en qué se inspiraron?

CHEMA Los personajes los hicimos entre los dos en un par de tardes, buscando arquetipos. El típico héroe tonto que sueña con ser caballero andante, pero que no llega a serlo. El enano que es un “tocho”, pero que cuando habla, pontifica. En lo que respecta al mago, la idea del mago ciego es una que desde hacía muchos años se me había ocurrido y me gustaba: un mago que no viera, y que tirara bolas de fuego a ojo. 

El gnomo es el contrapunto. Es un poco el lector, es el personaje que articula lo que está sintiendo el lector cuando lee: “Estos tipos son unos burros” “No van a lograr nada”
El proceso creativo fue muy rápido, y muy cómodo, y en eso debo admitir que tengo muy buena suerte. Encontré un dibujante, le transmití la idea, y él enseguida la plasmó en el papel, tal y como lo que yo tenía en mente. Pocas veces sucede esto.
Entre los dos se hizo muy rápido.


JOAN En realidad hubo muy poco boceto de personajes. Así como en otras cosas que he hecho anteriormente he tenido que pasar por una etapa hasta conseguir que el guionista, o el cliente y yo nos pongamos de acuerdo, esta vez fue una cuestión de dos tardes. Luego lo presentamos en Devir, y les gustó.
Además, lo que más nos emociona es que, y lo comprobamos por diversos salones, la gente tiene un personaje favorito, se identifica con uno de ellos, y nos cuenta anécdotas divertidas 


¿Y a quién de ustedes le gusta Star Wars? Ese gordo se parece, sospechosamente, a Jabba the Hut.

JUNTOS A los dos. Je,je

Lo sorprendente es lo bien que están planteados los personajes con cuatro detalles, y el resto es la historia.

CHEMA Sí, eso fue complicado. Yo había hecho anteriormente cómic con Cels Piñol, pero siempre sobre personajes ya existentes. Nunca había intentado crear una historia con personajes desde cero. Fue una cuestión de disciplina. Me tuve que plantear no más de diez o quince páginas para desarrollar a los personajes, porque, si no lo hacía, éstos se comían las cuarenta y seis. La suerte es que los personajes son muy arquetípicos. Con un par de viñetas se explican solos, pues ya tienen una personalidad muy definida.

JOAN Además, creo que los personajes, a medida que avanza la trama, te piden a gritos lo que necesitan. Y eso en el segundo álbum aún se nota más.

CHEMA Yo tenía bastante pánico, pues hacía mucho que no había hecho cómic, a quedarme clavado, con la página en blanco. Planteé el argumento base, y, de repente, estaba muy claro qué iban a hacer los personajes. Tal y como dice Joan, parece que los personajes te hablan. Supongo que fue, porque nos lo montamos bien a la hora de diseñarlos. Sabemos bien cómo tiene que reaccionar cada uno, y, en cierta manera, es como si se hiciera el cómic solo.

¿La maquetación y el diseño de página, también la hicieron ustedes?

CHEMA Sí, todo, todo. El proceso es, yo primero hago el guión con todos los  story, el diseño de página. Entonces se lo paso a Joan que hace el boceto, y luego toma el lápiz y la tinta. Me lo vuelve a pasar a mí para que ponga los diálogos. Es un proceso muy trabajado, pues no hago todo el guión de corrido. En base a los dibujos que Joan me pasa incluyo los diálogos.

Es un poco como trabajaban Stan Lee con Jack Kirby, y con Gene Colan.

JUNTOS ¡Pues qué bien! ¡Fantástico! Entonces vamos por el buen camino, ¿no?

JOAN Este tipo de composición, la parte de las viñetas pequeñas, nos gusta mucho como queda, y además gusta en la gente.

CHEMA Yo, además, tengo la tendencia de meter mucho diálogo, y también de meter cinco planchas por página, que hace que Joan se queje muchísimo, porque lo normal son cuatro. Esto hace que se nos quede una página muy comprimida, y al eliminar el marco de viñeta, pues se gana espacio.

De todas maneras, esto es un plano de una película o de una serie de televisión. ¿Por qué, existiendo ejemplos como éstos, no se ven más? Es un cómic, tiene todos los ingredientes necesarios, hay aventura, y, encima, te ríes un montón.

CHEMA No lo sé. Supongo que, porque no hay mercado, o por que la gente cree que no lo hay. En España el cómic de humor está muy denostado. Aquí la gente considera el cómic serio, tipo Art Spiegelman, que me encanta, para qué negarlo, pero mi cómic favorito es Charlie Brown, incluso a nivel de dibujo.
El cómic de humor tiene muy mala prensa. Además, los chavales que empiezan ven que realmente no hay una salida laboral fiable. Supongo que debe ser por eso. En los EEUU sí que se hace mucho cómic de este tipo, y en Francia también.


JOAN Yo creo que hace falta escuela. A parte de pequeños reductos, como son El Jueves y otras revistas de humor, en principio lo que son tiras cómicas en España se editan, pero no hay una potenciación al respecto. Tampoco hay un sindicato que apoye, que esto ayuda mucho a dar potencial. Por ello creo que el cómic de humor y más en un formato de tapa dura y gordito es complicado de ver.

¿Y no se han planteado hacer Dragonadas como una tira de prensa?

JOAN Ya hay una tira de prensa en la edición española de la revista Dragon, publicada por Devir, que está protagonizada por los Trasgos, que son los protagonistas, y el jefe de la mazmorra es un dragón. Desde el segundo número hacemos un par de tiras por número. Ahora Devir ha tenido la idea de sacar un volumen recopilatorio con las tiras.

CHEMA De todas maneras, cada página de Dragonadas está planteada como una tira de prensa. Nuestra idea es que cada página tuviera un chiste, aunque fuera malo. Como mínimo un gag por página, alguien habrá que se ría.

¿El lenguaje de los Trasgos?

JUNTOS (Risas) Esa es la pregunta del millón (Más Risas)

CHEMA Esto nació de casualidad. Yo arbitro partidas de Rol y cuando sale un bicho de esos los hago hablar como los que aparecen en el cómic y la gente se ríe mucho. No sé quién fue, pero alguien nos dijo que deberían aparecer en el cómic y cuando me puse a ello no puede evitar que lo hicieran de esa forma. En las tiras también hablan así.

¿La idea es desarrollar la historia en cuántos tomos?

CHEMA Nos gustaría hacer un primer arco argumental de seis tomos y que al llegar al último, todo el background de los personajes y el mundo quedara perfectamente estructurado. Y que la primera trama, en donde son perseguidos por el gordo, quedara cerrada. Pero Devir no nos ha puesto un tope y mientras la cosa funcione, seguiremos adelante, teniendo en cuenta que nos lo pasamos muy bien haciendo la historia y siempre se nos están ocurriendo ideas para la siguiente entrega.

¿De Chema ya conocemos su currículo, pero qué cosas ha hecho el dibujante (Joan) antes de llegar a Dragonadas?

JOAN (Risas) He editado en cómics. Había hecho una historia cortita para una editorial llamada Kalidoscope, se llamaba Valiente y era un formato absolutamente serio, no tenía que ver nada con Dragonadas. No estoy muy contento con el resultado, pero es un cómic primerizo y me sirvió para bregarme.
Y después he trabajado en temas de animación. Actualmente estoy realizando story-boards para publicidad y animaciones para programas de la televisión autonómica catalana junto con dos compañeros más. Pero la gran apuesta es Dragonadas.


¿Por qué Dragondas, por qué el nombre?

CHEMA El nombre fue una idea de Cels Piñol. Al principio este cómic lo teníamos que hacer Cels Piñol y yo (Chema) Pero por una serie de asuntos Cels se descolgó del proyecto y le cedió el nombre, que nos encanta, a Devir, y así llegó Joan al proyecto.
Luego averiguamos que, al parecer, se habla despectivamente del género medieval fantástico más sencillo, con el nombre de “dragonada”. Sobre todo entre los fans de la ciencia ficción
.

JOAN En las listas de correo, cuando sale el tema de la espada y brujería, sale bajo el epígrafe “Las Dragonadas”. Es una cosa poco seria para ellos.

CHEMA A mí me parece que queda de coña, porque es rebajar el tono ya desde el principio. Nosotros hacemos una parodia, y el título ya es despectivo de por si.

A nivel puramente de cómic, ¿qué influencias tiene Dragonadas?

CHEMA La idea principal, por la construcción narrativa, era Asterix. Luego el cómic se parece bastante poco a la creación de Goscini y Uderzo. La verdad es que la mayoría de las referencias son de cine, dado que yo, más que aficionado a los cómic, soy un cinéfilo. Leo cómic, me gustan, pero el cine me apasiona. La mayoría de referencias, a nivel de guión, son de cine y de literatura, pero del humor tipo Woody Allen. A mí me gusta pensar que es una película dibujada en cómic, tiene un tono y un ritmo muy cinematográfico.

JOAN A nivel de dibujo, básicamente, Asterix  y Bone. Gráficamente, estoy contento con el primer álbum, aunque no enteramente satisfecho. Lo tuvimos que hacer en muy poco tiempo, deprisa y corriendo. El segundo álbum está, en este sentido, muy mejorado. Ha pegado un salto muy importante, y además hemos tenido la suerte de contar con un entintador, Alex Redondo, que nos ha ayudado y se nota bastante en el resultado.

¿Se han planteado traducir Dragonadas?

CHEMA Desde el primer momento, lo que pasa es que, hay que decir, que es culpa nuestra. Se sabrá si el cómic funciona o no cuando ya haya dos o tres números en el mercado. Nos hemos colgado un año como campeones. A nosotros nos encantaría.

¿Exactamente qué es lo que le falta al cómic español para realmente funcionar de una manera más autónoma?

CHEMA Mi gran batalla es que asuma de una vez que, no solo es cultura, sino que es un arte. Tengo un amigo que vive en París y es dibujante. En su pasaporte pone que es artista, con lo que puede entrar en museos gratis, y además cuenta con una serie considerable de ventajas.
En España uno dice que es dibujante, y como si oyeran llover. Es más, te preguntan que por qué no te dedicas a un trabajo de verdad.


Me conformo con que no tenga la misma consideración que la pintura, o la literatura, pero sí que se considere un arte, pues requiere mucho trabajo,  esfuerzo y tiempo.
Si me dicen que cite diez obras que recuerden al Holocausto, yo citaré películas, pero también seguro que nombraré
Maus, de Art Spiegelman. En España nadie conoce Maus. Creo que hay un desdén general, y me parece que el Salón del Cómic colabora muy poco para paliar esta situación. No hace difusión, tan solo es un gran mercadillo. Desde el propio medio, además se tiende a sobreprotegerlo, y debería ser al revés.

JOAN Además hay complejo, entre los propios autores, que no permite ir un poco más allá. Tanto en el tema del mercado, donde se prefiere a un autor americano o francés antes que a un español, como que las propias editoriales o autores no se atreven a hacer algunas cosas, pues piensan que van frenadas. Creo que es cuestión de insistir.
También ha habido un problema generacional.


Durante muchos años se ha dejado de lado el cómic con respecto a los chavales, y no se les ha educado a leer cómic. Creo que fue Kurt Busiek quien a la pregunta de qué le parecía que algunos cómic fueran muy serios respondió “Los cómic serios están muy bien. Pero hay que pasar por una etapa.”

Primero se empieza leyendo lo que aquí es Mortadelo, luego das un salto y pasas al cómic de superhéroes, y así hasta que te lees algo como el Watchmen, de Alan Moore. Lo que no puedes esperar es que un chaval empiece leyendo Maus.
El cómic español también ha ido muy a rebufo del cómic francés, que cuida mucho estas cosas. Y a nivel industrial, ni de mercado, ni nada se parecen. En Francia los salones se complementan, colaboran, cosa que en este país, lamentablemente, no ocurre
.

Para terminar, ¿tienen algún proyecto más en común?

CHEMA No, más que nada por lo lentos que somos. Si encima nos planteamos hacer otro, ya ni te cuento. A mí lo que me gustaría es conseguir una periodicidad un poco decente, porque un tomo cada dos años no me parece que sea el tema, para Dragonadas. Para compensar a Devir, que ha estado callada y no nos ha dicho nada a pesar de haber perdido la oportunidad del Salón del Cómic anterior, me gustaría hacer el tercero relativamente rápido. Por separado, a mí me han planteado que escriba un libro de tema humorístico, se está hablando de preparar la tercera edición del juego de rol Fanhunter, pero son cosas a medio plazo. A corto plazo yo estoy muy centrado en esto.

JOAN Yo también. Es cierto que trabajo en temas de animación, pero en cuanto a proyectos en común puedo decir que Dragonadas es el principal. Estamos acabando el segundo, y el tercero ya se ha empezado a hablar de él. Nos estamos tirando un poco de las orejas para presentar el segundo número en el Salón de este año, pues queremos agradecer a Devir su manga ancha, su paciencia infinita y buen trato. Es más, yo tengo amigos autores, y les recomiendo que presenten sus proyectos aquí, pues, con nosotros, casi todo han sido ventajas y cosas buenas.

Muchísimas gracias.

Si tienen la oportunidad de leer los tomos que forman esta aventura, se los recomiendo. No se arrepentirán por el rato que han invertido en disfrutar con ellos.


Agradezco a editorial Devir, las facilidades dadas para la redacción de esta reseña así como las imágenes de portadas. 

         

No hay comentarios:

Publicar un comentario