lunes, 23 de marzo de 2009

POLLO CON CIRUELAS

Guión y dibujos: Marjane Satrapi
Formato: Rústica
Páginas: 88 en blanco y negro
ISBN: 978-84-9814-189
Precio: 14€
Norma Editorial


¿Qué ha sucedido en la vida de Nasser Alí, de profesión músico, padre de familia numerosa y esposo de una maestra de escuela, para que de la noche a la mañana decida que ya no tiene ganas de seguir viviendo?
¿Tendrá que ver con el reciente golpe de estado por parte de la CIA al gobierno iraní?


No, y aunque suene muy materialista, se trata de algo mucho, mucho más importante que todas esas cosas; su mujer le ha roto su magnífico tar –instrumento de percusión iraní— por  haberse olvidado de ocuparse de sus hijos.

A partir de este desagradable incidente, Nasser Alí empieza una búsqueda en pos del tar perfecto que pueda sustituir a su inconmensurable pérdida, pero todos los tares a los que consigue poner sus manos encima resultan un desastre: suenan fatal, están muy mal hechos, y no logra arrancar una miserable melodía de ellos; él, al que se le consideraba un maestro en el arte del tar, ahora no junta dos notas sin que parezca un principiante.

Por esa razón, Nasser Alí ha decidido que ya no vale la pena seguir viviendo y espera pacientemente a que llegue la Muerte y se lo lleve a un lugar mejor.
Sin embargo, asistiremos pacientemente durante los ocho días que tarda en morir a diferentes épocas de la vida del protagonista, y sabremos así qué ha sucedido en su periplo vital: de qué está orgulloso y de qué reniega; qué hijo es su favorito y cuál es el que le demuestra más cariño; cómo termina casándose y con quién, y lo más duro, por qué; qué tal era su relación con sus progenitores y hermano; etc.

Pollo con ciruelas, obra de la genial autora iraní Marjane Satrapi, nos trae la vida de un ciudadano normal y corriente del Irán de los años cincuenta, -época de profundos cambios para ese país- con una sensibilidad tal que no deja indiferente al lector.

Agradezco a Norma Editorial, las facilidades dadas para la redacción de esta reseña así como la imagen de portada.

martes, 17 de marzo de 2009

TRAZOS ESCARLATAS

Guión: Ian Edginton
Dibujo: D´Israeli
Precio: 11,50€
Editorial: Devir


H. G. Wells describió, en unas de sus más recordadas novelas, La guerra de los mundos, la invasión de la tierra por parte de los despiadados seres venidos desde el planeta rojo y sus efectos hasta que sus máquinas de guerra y su tecnología fueron vencidos por unos seres, presentes en el aire que respiramos -siendo los humanos inmunes a su contacto- pero mortales para la fisiología marciana.

Trazos Escarlatas retoma la acción, una década después de la fallida invasión, en una Inglaterra convertida en la más avanzada potencia mundial, gracias al uso y desarrollo de la tecnología marciana desmenuzada tras la guerra.
Londres, la joya de la corona del imperio, repleta con todos los avances que uno pueda pensar, simboliza el progreso y hondea como un referente para el resto de potencias que rehusaron prestar su ayuda cuando los marcianos asolaban sus calles, matando a cuantos habitantes encontraban a su paso.

Claro que no todo es maravilloso y, como el otra obra de Wells, La máquina del tiempo, también hay Morlocks (los sirvientes) e Ilois (los amos) ocupando distintos escalafones dentro de la sociedad. Y será precisamente en la parte baja de la ciudad donde arranca la historia con la aparición de unos cuerpos que recuerdan a los cadáveres de los campos de exterminio nazis.
Después conoceremos al mayor Robert Autum y su criado, el sargento Archibald Solomon. Juntos deberán desentrañar la desaparición de la sobrina de Solomon, lo que les llevará hasta las misma cloacas del imperio y su pestilente política expansionista, llena de mentiras y abusos.

Obra dura y de rabiosa actualidad por su propagandístico final, demuestra cómo el fantástico puede ser una herramienta muy válida para la denuncia social y política -como Tropas de espacio, de Robert A. Heinlein- gracias, en buena medida al sólido guión de Ian Edginton, apoyado por el dibujo de D´Israeli -mucho más brillante a la hora de diseñar y definir los artilugios que llenan Londres, que en la recreación de los personajes- pero que en nada lastra el resultado final de la obra.

Agradezco a editorial Devir, las facilidades dadas para la redacción de esta reseña así como las imágenes de portadas. 

martes, 10 de marzo de 2009

DOLMEN EDITORIAL CONTINÚA CON LA PUBLICACIÓN DE LA LINEA BONELLI ENESPAÑA.

Bonelli Comics fue la editorial responsable de que el llamado “tebeo popular” perdurara en Italia mientras en España desaparecía tras su auge en los años cincuenta y sesenta, arrollado por una concepción demasiado adulta y elitista -el llamado cómic Underground, pensado para una minoría de entendidos- que en nada ayudaba a la difusión del noveno arte.

Si se piensa, con la perspectiva que dan los años, lo único que se logró al arrinconar a todas aquellas series, fue privar a nuestra sociedad de uno de las grandes legados de la cultura popular española, surgido en plena dictadura franquista. Por fortuna, los años han colocado a muchas de aquellas series y sus autores en el lugar que les corresponde, a pesar del desprecio con que muchos entendidos las han catalogado.

En el caso italiano, la aventura de Bonelli Comics empezó de la mano de un recio vaquero llamado Tex, creación del fundador de la casa cuando ésta se llamaba Edizioni Audace. Su estilo directo y sencillo, gracias al trabajo de autores españoles como Jordi Bernet –uno de tantos autores que tuvo que buscar trabajo fuera de nuestras fronteras- conquistó el gusto de los lectores italianos que permanecieron fieles al personaje durante décadas.

Ahondando en el tema comentado en el párrafo anterior, el trabajo de un autor tan consagrado como Bernet, para Bonelli, pone de manifiesto la costumbre española de no sólo no aprovechar lo que se tiene sino de potenciar la “fuga de cerebros” al extranjero. Bernet, quien actualmente dibuja el western gráfico Jonah Hex, junto con otros autores para la editorial americana DC, ayudó a que la editorial transalpina lograra afianzarse en el mercado italiano. Sin embargo, en España, todas aquellas series gráficas publicadas por la editorial Bruguera terminaron por dormir el “sueño de los justos”.

El éxito de Tex posibilitó el nacimiento de la editorial Bonelli Comics y la aparición de una decena de colecciones, la cuales invadieron los kioscos italianos. Títulos como Martin Mystére, Bella & Bronco, Dylan Dog, Nick Raider, Zona X o Nathan Never posibilitaron la irrupción de un nuevo universo de personajes, cuyo nexo en común era contar historias directas y con unos personajes bien definidos para que el lector pudiera identificarse con ellos, sin mayores quebraderos de cabeza.

No obstante, en muchos de los casos, tras las aparentemente banales historias se escondían críticas sociales mucho más duras de lo que el lector podía pensar a simple vista. Bonelli demostró que sus guionistas, además de entretener, tenían claro la utilidad del formato gráfico como medio para denunciar los problemas de la sociedad, y que aquellos que acusaban a sus publicaciones de insustanciales estaban muy equivocados.

Dolmen Editorial recoge, ahora, el testigo de la Editorial Aleta, quien publicara los siguientes cómics italianos en el mercado español: Martin Mystére y Dylan Dog

La primera, Martin Mystére, nos lleva hasta los entresijos que rodean al llamado investigador de lo imposible, un claro antecedente gráfico de los Expedientes-X televisivos. Nada es lo que parece y cada rincón esconde un secreto por desvelar.
Por su parte, Dylan Dog nos introduce en los misterios que rodean la mente del ser humano, mucho más complicados que cualquiera de los acertijos de la antigüedad. En cada historia se interpondrá un enigma mayor y allí estará Dylan Dog, dispuesto a encontrar la solución.

Ambas son un claro ejemplo del espíritu popularizado por la editorial Bonelli, el cual se me antoja muy apropiado para las épocas de “crisis y oscuridad” en las que estamos inmersos ahora mismo.  El propósito de Dolmen Editorial es ser completamente continuista con la etapa anterior. Por ello se mantendrá el formato, el diseño y todo seguirá en la misma línea, para que el lector no salga perjudicado en absoluto, intentando aportar algo más de información en cada volumen con textos adicionales.

Para aquellos que lo desconozcan, Martin Mystére ha gozado de una divertida serie de animación, la cual se aparta bastante del espíritu oscuro de la serie original, pero que demuestra que los personajes han logrado llegar hasta el siglo XXI y adaptarse a los nuevos tiempos.

Ahora sólo queda esperar que esta nueva etapa emprendida por Dolmen Editorial cale entre los lectores españoles. De ser así, se podría recuperar el cómic como un elemento de entretenimiento y diversión, tiempo atrás olvidado

Agradezco a Dolmen Editorial, las facilidades dadas para la redacción de esta reseña así como la imagen de portada.

domingo, 8 de marzo de 2009

LA ÚLTIMA TENTACIÓN DE ALICE COOPER

Guión: Neil Gaiman
Dibujo: Michael Zulli
Colecciçon Made in Hell# 1
Formato: Pretigio
Páginas: 104 en blanco y negro
ISBN: 84-9814-068-4



La última tentación de Alice Cooper nos lleva hasta el teatro de lo real de la mano de uno de los iconos del género terrorífico del siglo XX –y, por qué no decirlo, de este siglo— Alice  Cooper, quien llegó un momento que transmutó su papel de cantante de Rock-and-roll por el de un enviado del mismísimo demonio.

Cooper, que ya había disfrutado de una primera adaptación al formato gráfico por parte de Marvel Comics, es miembro del panteón de personajes de pesadilla que atormentan el descanso de los humanos. Sus sombreros de copa, sus espadas y serpientes ocupan un lugar de privilegio junto a Freddy, Jason, el conde Drácula y Jack, el destripador.

Pero en manos de escritor Niel Gaiman, Cooper se convierte en el perfecto maestro de ceremonias para seducir y atrapar las almas de los más jóvenes, invitándolos a descubrir los secretos de su Teatro de lo Real.
Luces y sombras. Bien y mal. Vida y muerte. El Grand Guignol francés y la cruel realidad de la adolescencia.

Y sobre todos ellos, la sombra del gran Cooper, el de los ojos pintados, negros ropajes y bastón desafiante, quien nos invita, con el dibujo preciso, barroco y detallista de Michael Zulli a... su última tentación.

Agradezco a Norma Editorial, las facilidades dadas para la redacción de esta reseña así como la imagen de portada.

viernes, 6 de marzo de 2009

MAX & SVEN

Guión, dibujo y tinta: Tom Bouden
Tomo de 66 páginas en blanco y negro
Precio. 4,95€
La Cúpula Comix


Aunque algunos -o muchos, según sea la ideología política y/o religiosa o su estrechez de miras- me tachen de libertino, creo que Max & Sven debería ser una lectura obligatoria para que los varones descubrieran muchas de las incógnitas propias de su sexualidad sin necesidad de recurrir a los tópicos, salpicados de tabúes polvorientos y que sólo acarrean situaciones no deseadas y, desde hace unas décadas, una enfermedad, el Sida, que todavía continúa sin una cura total.

Su autor, Tom Bouden, animador, guionista de la división holandesa de Disney y autor de obras como Boudewijn de Grom, Flikkerzicht y colaborador en diversas revistas de temática gay, nos cuenta la vida y las experiencias, las mismas que todo niño sufre cuando abandona su edad infantil para adentrarse en la pubertad y en la madurez de Max, acompañado por los cambios físicos y psicológicos que ello acarrea.
La inclinación sexual del protagonista, una vez pasados todos esos cambios importará poco si se tienen en cuenta las vivencias que acabarán siendo fundamentales para formación de cada persona.

Bouden, además, recurre al buen humor y a satirizar parte de los tópicos de la comunidad homosexual, plasmándolos en forma de sueños y deseos ocultos de un Max que duda de sus preferencias y no sabe muy bien cómo definirse aunque sus deseos le amenazan constantemente de igual manera que unas hormonas que se deleitan poniendo su vida, patas arriba, a la más mínima oportunidad.

El posterior encuentro con Sven, su perfecto icono masculino, sus encuentros y desencuentros y un final abierto en la eterna búsqueda del ser humano en pos de la felicidad, demuestran la validez de la propuesta y su vigencia en una era donde, todavía se propugna la abstinencia en vez de una buena educación sexual que evite los males antes comentados (además de embarazos no deseados, en una era  en que la prevención está al alcance de todos)

En el apartado gráfico, Bouden, natural de Bélgica recuerda por su simplicidad a Tintín, la inmortal creación de Hergé, comparación natural al ver el semblante infantil y el fleco de punto, señas características del reportero mencionado

Agradezco a Ediciones La Cúpula, las facilidades dadas para la redacción de esta reseña así como la imagen de portada.