lunes, 23 de marzo de 2009

POLLO CON CIRUELAS

Guión y dibujos: Marjane Satrapi
Formato: Rústica
Páginas: 88 en blanco y negro
ISBN: 978-84-9814-189
Precio: 14€
Norma Editorial


¿Qué ha sucedido en la vida de Nasser Alí, de profesión músico, padre de familia numerosa y esposo de una maestra de escuela, para que de la noche a la mañana decida que ya no tiene ganas de seguir viviendo?
¿Tendrá que ver con el reciente golpe de estado por parte de la CIA al gobierno iraní?


No, y aunque suene muy materialista, se trata de algo mucho, mucho más importante que todas esas cosas; su mujer le ha roto su magnífico tar –instrumento de percusión iraní— por  haberse olvidado de ocuparse de sus hijos.

A partir de este desagradable incidente, Nasser Alí empieza una búsqueda en pos del tar perfecto que pueda sustituir a su inconmensurable pérdida, pero todos los tares a los que consigue poner sus manos encima resultan un desastre: suenan fatal, están muy mal hechos, y no logra arrancar una miserable melodía de ellos; él, al que se le consideraba un maestro en el arte del tar, ahora no junta dos notas sin que parezca un principiante.

Por esa razón, Nasser Alí ha decidido que ya no vale la pena seguir viviendo y espera pacientemente a que llegue la Muerte y se lo lleve a un lugar mejor.
Sin embargo, asistiremos pacientemente durante los ocho días que tarda en morir a diferentes épocas de la vida del protagonista, y sabremos así qué ha sucedido en su periplo vital: de qué está orgulloso y de qué reniega; qué hijo es su favorito y cuál es el que le demuestra más cariño; cómo termina casándose y con quién, y lo más duro, por qué; qué tal era su relación con sus progenitores y hermano; etc.

Pollo con ciruelas, obra de la genial autora iraní Marjane Satrapi, nos trae la vida de un ciudadano normal y corriente del Irán de los años cincuenta, -época de profundos cambios para ese país- con una sensibilidad tal que no deja indiferente al lector.

Agradezco a Norma Editorial, las facilidades dadas para la redacción de esta reseña así como la imagen de portada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario