sábado, 18 de julio de 2009

Batman en Barcelona: El Caballero del Dragón

Guión: Mark Waid
Dibujo: Diego Olmos
Color: Marta Martinez
Portada. Jim Lee
Número único de 48 páginas a color
Precio: 5,95€
Editorial Planeta DeAgostini


En el siglo XIII, el dominico Santiago della Voragine, arzobispo de Génova, publicó un libro de relatos hagiográficos conocido bajo el nombre de La leyenda dorada. Este compendio, formado por distintas biografías de santos, contenía la historia de San Jorge de Capadocia, quien derrotara a un temible dragón. Con el paso de los años, esta historia pasó a ser conocida con el sobrenombre de San Jorge y el dragón.

San Jorge, que murió un 23 de abril del año 303, se convirtió en el patrón de  Inglaterra,  Bulgaria,  de la Corona de Aragón, Lituania, Portugal y también, muchos años después, de Cataluña.

Ahora se preguntarán qué tiene que ver todo esto con Batman. Pues, es muy sencillo. La historia que se cuenta en el número Batman en Barcelona: El Caballero del Dragón  comienza una vez que el cruzado de Gotham acude a Arkham Asylum para descubrir el paradero de Killer Croc. Allí Batman se entera de que El Espantapájaros y El Sombrerero Loco han drogado –y engañado- al villano, para hacerle creer que es la reencarnación del dragón al que se enfrentó San Jorge. Después, convencieron a Croc para que se vengara del caballero que lo derrotara antaño y, para ello, nada mejor que viajar hasta Barcelona.

Con el panorama de un lagarto asesino en serie corriendo por las Ramblas de la ciudad catalana, a Bruce Wayne no le queda más remedio que desplazarse hasta la ciudad condal para tratar de detener a Croc.

Este viaje permite que el millonario visite algunos de los monumentos más emblemáticos de la ciudad española, tales como la Casa Batlló o la Sagrada Familia, ambas creación del genial Gaudí; las no menos famosas Ramblas; y el Museo Nacional de Arte de Catalunya, lugar en donde Wayne tiene escondida una Batcueva europea, para situaciones de emergencia.

Ni que decir tiene que Croc no se dejará vencer tan fácilmente, a pesar de los desvelos de la policía local, situación que obligará al vigilante a emular al mismísimo Capitán Trueno -a lomos de su motocicleta, portando una lanza con bandera catalana incluida- pero sin el castizo “Santiago y cierra España”. Como no  podía ser menos, Batman terminará por ser la viva reencarnación de San Jorge y librará a la ciudad de Barcelona de la amenaza del escamoso villano.

Batman en Barcelona: El Caballero del Dragón surgió tras la visita del guionista Mark Waid al Salón del Cómic de Barcelona 2004, gracias a la iniciativa de David Macho y su mujer, Paloma Joga. Dada la impresión que la ciudad de Barcelona causó en el guionista norteamericano, Macho pensó que la Ciudad Condal sería el escenario perfecto para una aventura de un personaje de la talla de Batman.

Tras un largo proceso de documentación se decidió que los lápices de la historia correrían a cargo del joven dibujante español Diego Olmos. Olmos realiza un trabajo notable, sobre todo en las escenas de acción, aunque en algunos momentos se le nota la presión de abordar un trabajo en el que se han depositado muchas expectativas. Si de por si dibujar a Batman supone estar expuesto a todo tipo de críticas, hacerlo en tu país de origen y en escenarios tan reconocibles como los que figuran en la trama, la presión es doble.

Este número especial contó, además, con una portada del archiconocido Jim Lee, quien retrata al personaje de Batman delante de las torres de la Sagrada Familia, en una pose muy similar a las que viéramos en la saga Hush.

El resultado final es una historia muy entretenida de leer –gracias al buen hacer de Mark Waid- llena de lugares reconocibles para cualquier persona que haya paseado por la ciudad de Barcelona, que también demuestra la validez de Batman en cualquier parte del mundo.

Publicado, originalmente en la revista Dolmen, en su número 163 (junio 2009)

BATMAN es una creación de Bob Kane
BATMAN and all related characters are TM of and © DC Comics  2010

No hay comentarios:

Publicar un comentario