miércoles, 25 de noviembre de 2009

PALABRA DE DIABLO GUARDIÁN, POR KEVIN SMITH (Primera parte)

Querido Matthew, no soy una mujer con fe... es algo con lo que siempre me tomabas el pelo... Pero aunque mi fe nunca ha sido tan fuerte como la tuya, amor mío... anoche recé, por qué hacer con nosotros. Y entre la cacofonía de la Cocina del Infierno, creo que obtuve una respuesta.
He decido aceptar el ofrecimiento de la WFSK para trabajar en su emisora asociada en Los Angeles.
Las cosas no han sido iguales desde el caso Boroughs (DD# 374-375). Sí que hemos tenido momentos de intimidad. Y qué valentía mostraste cuando arrastraron mi nombre por el fango.
Sé que siempre has podido perdonar, Matt... es uno de los aspectos de tu fe que siempre he admirado. Pero olvidar.. eso nunca ha sido tu fuerte
Te quiero Matthew Murdock... mucho más de lo que pueda expresar, pero esto nos dará tiempo a ambos para averiguar si estamos de verdad enamorados.
Cuídate, héroe mío. Sigo pensando en ti a menudo. Y si alguna vez llego a ser una mujer de fe.. rezaré por ti... y por nosotros.
Con cariño, Karen


Han pasado seis meses en tiempo Marvel desde la última aventura del personaje, sucedida en el DD# 380, Vol 1. Matt vuelve a estar solo, tras la marcha de Karen. No es la primera vez, pero eso no ayuda a mitigar el dolor. Trata de mantener la cabeza ocupada mientras su corazón reconstruye las paredes que tantas veces han sido destruidas.
De nuevo el diablo busca consuelo tras las puertas de una iglesia, queriendo encontrar un perdón que su mente no logra concebir. Sin embargo, ni siquiera allí, en lugar sagrado, el mal que acecha al mundo lo deja descansar. En la calle, alguien huye con un bebé en los brazos. La persigue un vehículo. Está dispuesto a llevársela por delante.
La arrogancia del delincuente medio no deja de asombrarme.., ¿Cómo es que nunca se dan cuenta del hecho de que la Cocina del Infierno está bajo mi protección?El diablo actúa, la chica escapa. No hay testigos salvo Daredevil, quien se ha ganado una larga charla con la policía.

Después, en su despacho del bufete de Rosalyn Sharpe, empiezan a llegar los primeros actores de la tragicomedia religiosa en la que se verá envuelto el personaje, verbigracia de Kevin Smith.
Primero aparecerá Lidya McKenzie, una cliente, la cual esconde una ramera bíblica que llevará a la perdición al bueno de Foggy Nelson.
Después, de nuevo los latidos de la joven a la que el diablo salvó de ser atropellada invaden su mente. Primero los pierde, aunque luego es la propia chica la que acude a él, con el bebé en brazos.

Para lo que viene después, ni siquiera un católico como Murdock está lo suficientemente preparado. Ella le habla de su concepción, inmaculada como la de la virgen María. Le relata cómo se le aparecieron los ángeles del cielo y le contaron que él es Daredevil y que podría encargarse de defender al niño, el salvador del mundo de las fuerzas oscuras que le amenazan. Usted es un hombre bueno, el ángel me lo dijo... Es usted la única esperanza de este mundo le dirá la joven antes de marcharse y dejarle con el bebé.Murdock no sabe qué pensar. Nada en su comportamiento le ha indicado que ella esté mintiendo. ¿Será realmente la madre del nuevo salvador?

Daredevil Marvel Knights# 2 (diciembre 1.998)
Sin tiempo para pedir explicaciones es hora de sacar el instinto paternal, dado que el plan A no está muy por la labor. Ni se te ocurra decirme que es mío apostilla Natasha Romanova. Bueno, al garete el plan A afirma Matt Murdock con el bebé en brazos.
La Viuda Negra se lo está pasando bien viendo al cruzado carmesí, biberón en ristre, mientras el infante demuestra su fuerza y desmonta los aguijones de ella. Diseñados para ser letales pero no a prueba de niños, exclama la Vengadora.
Matt quiere buscar respuesta a todo aquello y tras los preliminares le encarga a Tasha, a una letal ex espía soviética, que haga de canguro. Por cierto, ésta luce más guapa que de costumbre en la portada alternativa de James Scott Campbell para este número.

En plena búsqueda de Daredevil aparece un extraño personaje, Nicolás Macabes.
Para los amigos de los homenajes, hay que comentar que el rostro y el aspecto del misterioso personaje están basados en el comisario Dolan, uno de los protagonistas de la serie Spirit, creación del genial e imprescindible Will Eisner.
El recién llegado, además de conocer su identidad secreta de vigilante, le cuenta una historia que coloca al niño en el extremo contrario al de un hipotético salvador del mundo. Ese niño es una amenaza, un gusano que se alimenta de la muerte de este mundo comenta el personaje, igual de tranquilo y convencido que lo hizo la noche anterior la madre del bebé.
Y la razón de conocer la verdad es que Macabes pertenece a una organización, Sheol, que vela por la seguridad del planeta e interviene en hechos fortuitos para que el equilibro permanezca. Entre dichos acontecimientos está el nacimiento de héroes como Spider-man –dando por bueno, en la imagen que aparece dibujada por Quesada, el origen del vecino arácnido propuesto por John Byrne en su controvertido Chapter One-, Hulk o él mismo, Matt Murdick, alias Daredevil.
Tras dejar al abogado con más dudas que unos minutos antes Macabes se marcha, dejándole un regalo en forma de cruz.

De camino a casa, Matthew se desahoga con un chorizo de poca monta hasta llegar a donde está Tasha con el niño. Matt le comenta lo que sabe y que el angelical rostro del bebé esconde al vástago del demonio. Tasha le comenta que el tiempo que ha pasado con el bebé ha puesto en marcha su reloj biológico. El vigilante no la escucha y se lleva al pequeño. La Viuda Negra no da crédito a lo que Murdock hace después. Tasha da el asunto por zanjado, no sin antes decirle que el bebé es una niña.
Murdock se queda solo en la azotea.

Mientras, Foggy cae en los brazos de Lydia. Liz Osborn, que en ese momento era la pareja de Nelson, queda relegada a un segundo plano.
Ya en casa, Matt busca alguna respuesta válida aunque encontrará a su amor en la puerta, sollozando y casi deshecha.
Karen ha vuelto, pero no queriendo una reconciliación. Es otra cosa, Matt... ¡Tengo Sida! Es todo lo que logra decir.

Han pasado sólo dos números y Smith ha logrado poner patas arriba el mundo de Murdock sin que sepamos realmente qué está pasando. Con la última bomba planteada por el guionista, la enfermedad de Karen, había quedado muy claro el cambio de talante en la colección.

A cerca del Sida, diversos medios le preguntaron al escritor cuál había sido la reacción de Marvel, al enterarse del contagio de Karen, pues este tema sigue arrastrando polémica al estar, todavía, ligado a grupos como los homosexuales o drogadictos. La verdad es que no he tenido ningún problema con este tema. De todas maneras, de tenerlo, el responsable final es Joe, con lo que si alguien se lleva las recriminaciones, ése es él comenta en manwithoutfear.com

Ahora quedaba por saber el próximo movimiento, tras la confesión de Karen. Y éste vino desde el eslabón más débil, el bueno de Foggy. Lo que se presentaba como una noche inolvidable se transmutó en una pesadilla que terminó por dar con sus huesos en la cárcel, acusado del asesinato de Lydia McKenzie. Lo peor es que Foggy sólo recuerda cosas sueltas y, de lo que se acuerda, mejor no hablar. Matt sabe que es inocente. El problema viene en cómo podrá demostrarlo. El abogado tiene razón, en la facultad no te preparan para estas cosas.

Las cosas en casa, con una Karen que trata de buscar un lugar desde el que pensar, no van mejor, sobre todo por Macabes. Su visita sólo ayuda a profundizar en los temores y los demonios de la desolada locutora.

En el despacho de Rosalyn Sharpe se destapa la tormenta. La fría y despiadada letrada no está dispuesta a que el escándalo de su hijo ponga en peligro a su bufete. Es la gota que colma el vaso. Se acabó, Matt dimite.
Esa noche, el diablo guardián busca despejarse al aire libre. Claro que lo que uno desea no siempre se cumple. Cae en una trampa y termina en una habitación aislada. Especialmente diseñada para anular sus sentidos. Allí conocerá a Baal, un demonio que le da una nueva versión de la historia. Las dudas se amontonan como la arena en el desierto. El vigilante logra escapar para preguntarse ¿Qué diablos está pasando?

Daredevil Marvel Knights # 4 (febrero 1.999)
La primera curiosidad no tiene tanto que ver con el guión o con el dibujo, del que hablaremos más adelante, sino de un error de impresión en la edición original americana. La primera página de esta entrega mezclaba las señales reflejadas por el corazón en una máquina de soporte vital con los textos que nos cuentan la peculiar percepción del mundo de un invidente como Matt Murdock. El caso es que, por un fallo de impresión, dicha página salió sin los textos, dejando sólo las marcas rojas sobre fondo negro y la frase My Love, cerrando la página. En España pudimos disfrutar de la edición tal y como la escribió Smith. Un lujo que no siempre se da.

De nuevo, Matt y Tasha con el bebé a su espalda se encuentran otra vez en las azoteas de la Cocina del Infierno. El vigilante sigue desconfiando del crío. Tasha se lo recrimina. La niña no tiene culpa de nada. Sus problemas vienen desde otro lado. Son las mujeres. La maldición de los Murdock. Nos enamoramos de las mujeres equivocadas se repite el héroe en silencio. Pero ahora quiere equilibrar la balanza y nadie se lo impedirá.

La realidad es que nada tiene sentido y en esos momentos, sólo queda buscar refugio con su madre, la hermana Mary. Ella será quien le haga ver una luz que cada vez está más turbia.

Cuando por fin las cosas parecen encajar aparece Karen. En apariencia quiere encontrarse con su amor, pero le traicionan los comentarios sembrados por Macabes. Matt estalla. Su capacidad de perdonar choca con la dura realidad de una relación por la que ha visto reducida su vida a cenizas demasiadas veces. ¡No! Tras todo esto, si quieres culpar a alguien, ¡cúlpate a ti misma!Epílogo. Macabes quiere atar los cabos sueltos. Y nadie mejor que un asesino con una diana tatuada en su frente para lograrlo.

Publicado, originalmente, en el libro Daredevil. Demonios y oscuridad –Colección Pretextos Dolmen número  9- de la editorial Dolmen © 2007

DAREDEVIL © and TM MARVEL COMICS 2010

All Marvel characters and the distinctive likeness(es) thereof are Trademarks & Copyright © 2010 Marvel Characters, Inc. ALL RIGHTS RESERVED

No hay comentarios:

Publicar un comentario