sábado, 9 de febrero de 2013

SONRISAS DE BOMBAY



Vivimos en un mundo esperpéntico y lleno de desigualdades. Un mundo lleno de gobiernos que se preocupan más de protegerse las vergüenzas y tolerar los excesos de quienes pagan sus campañas que de defender los intereses de los más desfavorecidos. Un mundo donde la máxima “sálvese quien pueda” nos ha llevado a ver cómo, durante décadas, se han dilapidados los recursos y, ahora, quienes no tenían nada que ver con esos excesos deben pagar con sus trabajos, sus viviendas y su futuro una crisis que se pudo haber evitado, por lo menos, en gran medida.

Vivimos en un mundo en el que cada navidad las familias derrochan más comida de la que consumen mientras las colas en los comedores sociales no paran de crecer. En un mundo en donde el deber de cada uno para con la sociedad en la que vive se deja para al vecino de enfrente o, mejor, se deja “para mañana” con el convencimiento de que puede que llegue alguien y lo haga por ti.

Y en medio de todo esto surgen personas de carne hueso, tales como Jaume Sanllorente, un periodista catalán que, en cualquier dictadura fascista, hubiera sido tachado de “loco revolucionario, peligroso y subversivo”.

Su historia es digna de ser narrada en un formato gráfico, dado que si uno lee Sonrisas de Bombay -novela gráfica publicada por Norma Editorial y magníficamente dibujada por Susanna Martín- lo primero que piensa es que todo aquello es un bonito cuento de hadas contemporáneo y que, tal y como están las cosas, ahora y hace una década, nadie en su sano juicio abandona una cómoda vida en nuestro país, en plena década del despilfarro neoliberal, y se marcha hasta la paupérrima India a montar una fundación y ayudar a mujeres y niños abandonados. La propia idea es, como podrán ver, disparata y subversiva, sobre todo en un país en el que el sistema de castas sigue imperando de la misma forma en la que funcionaba hace siglos. Además, el gobierno estatal hindú, corrompido en muchas de sus esferas, y el tejido criminal que maneja los hilos de quienes tratan de sobrevivir con lo mínimo, no verían con buenos ojos una iniciativa como la de Jaume.

No obstante, la historia, la verdadera historia no la escriben los prohombres, sino quienes detallan los párrafos debajo de las grandes gestas y los eslóganes patrióticos. Hombres como Jaume que, armado de su empeño, su determinación y su fe en lo que estaba haciendo logró que su idea original se convirtiera en lo que hoy se conoce como Sonrisas de Bombay, una fundación dedicada a la educación, la salud y la ayuda en el desarrollo socioeconómico de grupos marginados. Sonrisas de Bombay gestiona desde becas para estudiar, pasando por programas de autogestión para mujeres que viven en chabolas y el tratamiento de niños con cáncer, entre otras muchas cosas.

Gracias al trabajo de Jaume Sanllorente ya son legión los niños, niñas, mujeres y enfermos que han logrado salir el agujero en el que se encontraban y ahora disfrutan de una vida mejor y con un futuro delante de sus ojos. Atrás quedan los meses en los que Jaume tuvo que vivir acompañado de un guardaespaldas ante las amenazas de las mafias y algún que otro sector de la sociedad hindú, descontentos con la labor que este visionario pretendía implantar en algunas de las zonas más desfavorecidas de la India.

La novela gráfica que ahora publica Norma Editorial es una sensacional oportunidad de conocer la apasionante historia detrás del proyecto Sonrisas de Bombay, disfrutar del trabajo de la dibujante Susanna Martín y, de paso, colaborar, aunque sea con una pequeña aportación, a la labor de la fundación, dado que Norma Editorial dedicara el 0.7 % del precio del cómic a Sonrisas de Bombay.

Si quieren más información, consulten este link: www.SonrisasdeBombay.org

SONRISAS DE BOMBAY
Susanna Martín y Jaume Sanllorente
Colección: NÓMADAS
Formato: Cartoné
Páginas: 128
Color: Bitono
ISBN: 978-84-679-1013-1
PVP: 16,00€
Norma Editorial 

  

No hay comentarios:

Publicar un comentario