martes, 19 de marzo de 2013

EXCISION: LA REALIDAD CONTADA DESDE OTRO PUNTO DE VISTA



La realidad, tal y como la conocemos, se puede contar de muchas formas. Hay quienes les gusta hacerlo tal cual, sin adulterar, llegando a plasmar en un lienzo, una hoja de papel o en la pantalla de un cine, lo mismo que vemos cada día nada más abrir los ojos.

Otros, por el contrario, gustan de contarnos las pequeñas peripecias vitales de las personas filtrándolas por los entresijos de un determinado estilo y/ o género.

Esto último muy bien se podría aplicar al director de Excision, Richard Bates Jr., quien nos cuenta la historia de una adolescente, pero sin caer en los mismos tópicos de costumbre. Pauline es la “típica” adolescente con problemas, luchando por encontrar su lugar en el mundo y con unos padres que no la entienden… aunque su madre sea Traci Lords, todo sea dicho.

En realidad, su única vía de escape ante tal panorama son sus sueños por convertirse en una suerte de Enzébet Báthory –la famosa condesa sangrienta- deseo que rápidamente se transforma en sus ansias por llegar a convertirse en una cirujana amante del gore más excesivo… Digamos que la versión contemporánea de la mencionada Báthory.

Lo malo es que ya no se encuentran virginales doncellas a mano, ni cadáveres con los que experimentar –quién viviera en la era victoriana, tan dispuesta a surtir a un científico de materia prima podría llegarse a preguntar la buena de Pauline- y esto es todo un problema.

Al final, dicen que, quien la busca, acaba por encontrarla y la protagonista absoluta de esta genial comedia negra no es de las que se rinden fácilmente.

Excesion, presentada en festivales tales como Sitges 2012 y Night Visions Maximun Halloween 3012, demuestra que, aunque todo está contado, se pueden experimentar nuevas soluciones tanto o más atractivas que las ya conocidas. Richard Bates Jr., protegido del gran director John Waters -quien también aparece en la cinta junto con la ya mencionada Traci Lords y al lado de nombres tan reconocidos tales como Ray Wise, Marlee Matlin, Matthew Gray Gubler y el no menos conocido Malcolm McDowell- realiza un trabajo más que notable llevando a la gran pantalla los delirios de la joven Pauline.

Mención aparte merece el trabajo de AnnaLynne McCord, la actriz que asume la responsabilidad de dar la réplica al personaje sobre el que pivota toda historia, de principio a fin. Su trabajo logra que hasta los momentos más delirantes y oníricos tengan la coherencia necesaria para que la narración fluya y el espectador disfrute con esta propuesta.

Excision, sin duda, es de esas películas que no te dejan indiferente, sino, más bien, todo lo contrario y, tal y como están las cosas, detalles como ése merecen darle la venia a los 81 minutos de metraje que tiene la película.

Eso sí, absténganse quienes se impresionan al ver sangre o, en su defecto, soliciten la bolsa que muy amablemente les facilitarán los responsables del cine, sin coste adicional. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario